Archives for posts with tag: sésamo

El pasado jueves 15 de agosto una de mis chefs preferidas vino a Uruguay a dar una clase de cocina, presentar un libro y cocinar un almuerzo en el restorán Jacinto.  Yo me anoté en la clase y la experiencia fue espectacular. Ella es tal como la imaginaba: sencilla, amable y espontánea.

Hacía una semana me había anotado junto con mi querida Uke a la primera clase (de varias, según entendí) de Juliana en Montevideo y aún no tenía su último libro “Mis sabores preferidos”. Cuatro días después el divino de mi marido me lo regaló, y allá caímos en Jacinto (Peatonal Sarandí esquina Alzáibar) las dos ilusionadísimas de conocerla, 15 minutos antes que comenzara la clase y con nuestros libros bajo el brazo para que nos firmara.

mis sabores preferidos

Nos ubicamos en la primera fila, pedimos una copa de Malbec de Emilia Nieto Senetiner y esperamos con ansias conocer a Juliana. Mientras esperábamos que llegaran todas las inscriptas a la clase, ella conversó con todas y nos convidaron con dos tipos de mini bruschettas: unas con aceite de oliva, tomates cherry, mozzarella de búfala y albahaca y las otras con aceite de oliva, zucchinis rallados, ralladura de limón y menta.

la foto 2

 

la foto 2

Fue una clase demostrativa e interactiva, muy descontracturada en la que pudimos ver, oler y tocar todo lo que preparó.

El menú consistía de una entrada, plato principal, postre e infusión.

La entrada era una ensalada de quinoa con zanahorias caramelizadas, cebolla colorada, cilantro y queso de cabra con una vinagreta de aceite de oliva y lima acompañada de una galletita de zanahoria, cebolla y sésamo, deliciosa.

El plato principal eran unas cintas con salsa de hongos (portobello, champignon y del bosque hidratados) y pan crocante con almendras, limón y tomillo que sirvió con parmesano y rúcula fresca.

la foto 2

De postre preparó una torta húmeda de polenta, limón, almendras y peras caramelizadas que era una explosión de sabor. Para acompañarla hizo rápidamente un queso crema endulzado con azúcar impalpable. Y, por último, una infusión de limón y naranja con jengibre, cedrón y menta que sirvió caliente junto con el postre.

la foto 3

 

la foto 4

Luego, cenamos y nos fuimos con todas las recetas; felices y con ganas de volver a la próxima clase.

Hoy les voy a dejar la receta de las galletitas que las preparó Uke ayer y le quedaron riquísimas.

GALLETAS DE ZANAHORIA Y SÉSAMO

INGREDIENTES:

1 cebolla blanca mediana rallada finita

1 zanahoria grande rallada finita

1/2 T de semillas de sésamo tostado

1 T aceite de oliva

50 g manteca

sal

harina (cantidad suficiente)

PROCEDIMIENTO:

Precalentar el horno a 180ºC.

Rallar la cebolla y zanahoria y agregar las semillas, manteca, aceite de oliva y sal.

Luego agregar harina de a poco hasta obtener una masa suave y maleable.

Estirar formando galletas desparejas o “lenguas deformes alargadas” (así dice en la receta, eran como triángulos alargados).

Colocar sobre una placa de horno, pinchar y hornear hasta que estén doradas.

Dejar enfriar sobre una rejilla por completo para que no se humedezcan al guardarlas.

la foto 3

Algunos tips que nos dejó para estas galletas fueron que luego de cocidas las podemos congelar y que esta misma masa puede utilizarse para hacer grisines o masa de tarta.

 

 

Es fascinante hacer pan casero: ver cómo el fermento y la masa crecen, es único. Hay tantas variedades de pan que uno nunca puede aburrirse. Podemos probar varios tipos y luego repetir nuestros preferidos.

En esta oportunidad, probé un pan blanco de semillas que sirvió de cena de un viernes de noche, desayuno con mermelada y queso crema al día siguiente y de merienda, para hacer sandwiches, el domingo.

Este pan de semillas es una receta de Juliana López May, pero cambié las semillas que propone la chef, por las que tenía en mi casa. Esta receta da para dos panes. Como les decía, el primero lo comí con aceite de oliva, tomate y sal y unas hojitas de albahaca en la noche del viernes, y el segundo, el domingo siguiente que vino mi familia a casa y lo corté en rodajas para hacer sandwiches con jamón y queso.  Para mantenerlo fresco, esperé a que enfriara y lo envolví en papel film. Se mantuvo perfecto.

PAN DE SEMILLAS (2 panes)

Para la esponja:

1 T de agua tibia

25 g de levadura fresca

1/2 T de harina

Para la masa:

800 g harina

275 g semillas (sésamo integral, lino dorado y chía)

10 g sal fina

Aceite de oliva

Agua

Hacer la esponja poniendo en un bowl la harina, la levadura y el agua tibia más una cucharada de azúcar blanco.

Dejarlo aproximadamente 15 minutos hasta que veamos que la levadura empezó a actuar.

Colocar en un bowl la harina, las semillas y la sal. Hacer un hueco en el centro y poner la esponja junto con el aceite de oliva e ir incorporando agua tibia hasta formar una masa suave y lisa.

Terminar de amasar en la mesada. Dejar descansar por 30 minutos, volver a amasar y darle forma a los panes. Cocinar en horno fuerte por 30 minutos.

Me encanta la granola. Y más que nada, me gusta hacerla yo misma. Lo que me pasa es que nunca encuentro una que tenga todo lo que yo quiero, entonces la mejor solución fue empezar a hacerla en casa.

Lo bueno de la granola es que podemos ponerle de todo. Básicamente, tiene que tener avena arrollada, frutas secas y semillas. Partiendo de esta base, podemos hacer un montón de variedades de granola.

También hay distintas maneras de hacerla. A mi me gusta que el caramelo no sea homógeneo, entonces la rocío con azúcar rubio y miel y la llevo al horno, pero también se puede hacer, primero, un caramelo con estos dos ingredientes, incorporar los cereales, frutas y semillas (ya tostados) y luego desparramarlos en una placa siliconada hasta que enfríe. De esta manera queda todo acaramelado.

La granola se puede comer al desayuno con yogur y frutas, como un snack, en forma de barritas o como un postre – por ejemplo, tipo triffle con helado o mousse de limón, plantillas o algún bizcochuelo o torta en pedacitos y frutillas.

Una cosa importante a tener en cuenta es que la granola es saludable, porque tiene frutas secas, semillas y cereales pero no es light. Así que no crean que por comer granola al desayuno o a media tarde van a adelgazar. Por lo contrario, es súper calórica.

Les dejo los pasos e ingredientes para hacer la granola que hago siempre en casa, es facilísima.

GRANOLA CASERA

Colocar en una placa copos de maíz (más o menos 200 g).

Agregar avena arrollada, coco rallado, semillas de sésamo integral (frasco a la izquierda) y semillas de lino (en este caso puse doradas, es el frasco a la derecha).

Luego, picar en mitades nada más (es sólo para que no estén enteras) un puñado de almendras.

Mezclar los ingredientes (con la mano) y rociar con dos cucharadas de miel y dos de azúcar rubio.

Llevar a un horno bajo de 130-140 ºC por 10 minutos nada más o hasta que sientan un aroma delicioso a semillas tostadas y caramelo.

Al quitar la fuente, agreguen pasas de uva y vuelvan a mover la granola para que se incorporen todos los ingredientes a la miel y azúcar e inmediatamente vuélquenla en una placa siliconada para que enfríe.

Cuando haya tomado temperatura ambiente, guarden la granola en un frasco hermético.