Archives for posts with tag: ricota

Hace unas semanas mi hermana y su futuro marido me invitaron a la degustación del catering de su casamiento. Hacía varios días que pensaba en lo rico que iba a comer y, la verdad, que fue todo y más de lo que me había imaginado. Cuando llegamos a probar las opciones de plato principal, los novios eligieron una pasta rellena increíble. Si bien el relleno no se parece al que hice, sí me inspiró el plato unos días más tarde cuando vinieron unos amigos a cenar. Les dejo la receta y espero que la prueben porque es súper sencilla.

MINI RÓTOLO DE ESPINACA Y HONGOS (Para 4 porciones)

8 láminas de masa para lasagna “La Especialista”

3 atados grandes de espinaca

1 cebolla

2 dientes de ajo

200 g champignones frescos

50 g hongos secos hidratados

3 cdas soperas de ricota

pimienta negra

sal fina

aceite de oliva

queso parmesano

Calentar agua y dejar los hongos secos hidratándose en ella.

Picar el ajo y la cebolla y saltear con aceite de oliva. Agregar los hongos frescos y los secos hidratados fileteados.

Cuando estén listos los hongos, agregar la espinaca y mover un poco hasta que ablande. Salpimentar. Quitar del fuego y agregar la ricota. Dejar que tome temperatura ambiente.

Cortar las láminas para lasagna por la mitad a lo largo. Cada mitad será un rótolo, por lo que les van a salir 16 piezas; 4 por porción. Esparcir el relleno y enrrollar. Disponer en placa aceitada con aceite de oliva. Si quieren pueden ponerle una salsa a la fuente y luego por encima. Rallarle parmesano y llevar a horno precalentado a 180-200ºC.

El tiempo de cocción van a tener que definirlo ustedes, porque al ratito se doran en la parte superior, pero es importante chequear que la masa de los del centro esté bien cocida, porque se pegan y pueden quedar un poquito crudos.

P1060536

P1060538

Advertisements

(Este post está especialmente escrito para las compañeras de trabajo de mi hermana, Sofi, quienes por medio de ella, me reclaman -con mucha razón- que escriba en el blog.)

Decidí que voy a intentar congelar por un tiempo mi adicción a comprar libros de cocina y explotar al máximo los que ya tengo. Por eso, ayer preparé esta cena usando dos recetas del libro “Mis sabores preferidos” de Juliana López May.

La entrada eran unas peras con roquefort y almendras que al principio fueron categóricamente rechazadas por dos de los cuatro comensales. Pero luego de probarlas, fueron un éxito. En el libro, Juliana propone este plato con avellanas, pero tenía almendras y las reemplacé. El plato principal fueron unos ñoquis de avena y ricota, del mismo libro, que también son realmente deliciosos y muy fáciles de hacer.

PERAS AL ROQUEFORT (Para 4 porciones)

4 peras

70 g almendras (u otra nuez)

100 g queso azul

ciboulette

sal y pimienta

aceite de oliva

Cortar las peras en mitades y ahuecarlas. Cortar una pequeña base a las peras para poder apoyarlas en la asadera y salpimentar.

P1060517

Mezclar el queso, las almendras y el ciboulette y disponer en el centro de las peras. Rociar con aceite de oliva y llevar a horno precalentado a 200ºC hasta que las peras estén tiernas, pero que no se deshagan.

P1060518

P1060519

ÑOQUIS DE AVENA Y RICOTA

500 g ricota (yo compré la de La Italiana que es excelente, si es de súper, compro Talar)

2 huevos

2 tazas de avena instantánea

Harina (para la mesada)

Nuez moscada

Sal y pimienta

Para servir:

50 g tomates secos hidratados

1 atado de rúcula

50 g parmesano

hojas de perejil

Aceite de oliva

Colocar en un bowl la ricota, los huevos, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Mezclar y añadir la avena. Poner la masa sobre la mesada enharinada. Formar cilindros y cortar los ñoquis de 2 cm de espesor aproximadamente.

Tengan cuidado con la cantidad de harina. Yo simplemente la usé para formar los cilindros. Si nos pasamos de harina, los ñoquis quedan hechos un mazacote.

Cocinar en agua con sal hasta que suban a la superficie. Sacarlos y dorarlos en una sartén con aceite de oliva, los tomates secos hidratados cortados en tiritas, el perejil y la rúcula. Rectificar sal y pimienta y servir con el parmesano rallado.

 

P1060522

 

 

Como ya les he contado, me encanta desayunar. Hoy me levanté a media mañana y me preparé estos panqueques. Tengo entendido que en otras ciudades se consigue harina integral para pastelería, pero aquí no, así que estos panqueques no tienen la misma suavidad que tienen los clásicos con harina blanca refinada pero son riquísimos. Si consiguen harina integral para pastelería no duden en usar esa.

Ingredientes:

3/4 T harina integral

3 cdas azúcar rubio o miel

1 1/4 cditas de polvo de hornear

1/4 cdita de sal

1 T ricota

3 huevos

3/4 T yogur natural

ralladura de 1 limón

1/2 cdita vainilla

Mezclar los secos por un lado y los líquidos por otro e incorporarlos. Yo elegí licuarlos y la masa quedó más suave.

Luego calentar una sartén con un poco de manteca y verter de a cucharadas la masa para formar panqueques pequeños.

Es importante que los panqueques no sean muy grandes porque se deshacen fácilmente, entonces mientras sean manipulables con una espátula, será suficiente. Yo los hice de 10 cm más o menos de diámetro.

La masa da como para 12 panqueques, pero si hacen menos, pueden guardarla en la heladera.

En este desayuno, comí mis panqueques con miel por encima (bastante, me encanta!), moras y un jugo de naranja.

 

 

ÑOQUIS DE RICOTA Y ESPINACA

Ingredientes:
Nuez moscada: a gusto
Harina: 150 g
Huevos: 2 unidades
Sal y pimienta: a gusto
Ricota: 500 g
Espinaca blanqueada: 1 Taza
Queso rallado: 50 g

La espinaca blanqueada se logra poniendo la misma en agua hirviendo durante un minuto (el agua ya tiene que estar hirviendo) y luego llevándola a agua helada (con hielo). La intención es darle una rápida cocción y cortarla con el agua muy fría, para que mantenga sus propiedades y colores.

En un bowl colocar la ricota junto con los huevos, la espinaca, el queso rallado y la harina.

Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.


Luego formar bolitas (no muy grandes) y ponerlos en agua hirviendo. El agua tiene  que estar hirviendo, sino los ñoquis se nos van a deshacer. De todas maneras, no se asusten si al hecharlos en el agua se desprende un poquito de la masa, es absolutamente normal.

Cuando suban, estás listos.

Los ñoquis los pueden servir como quieran: con aceite de oliva y tomate fresco, con salsa de tomate, etc.