Archives for posts with tag: merienda

Hoy hice esta torta para tomar la merienda con mi marido y mi hija. Me pareció interesante tratar de lograr un resultado un poco más saludable que una torta clásica. Pueden hacerla con cacao o cambiar la vainilla por ralladura o hacer los ajustes que quieran. Si bien tiene manteca y hay que moderar su consumo, es un producto natural que sabemos de dónde viene y qué es. Obviamente que engorda, tiene grasa y no hay que comer todos los días, pero todos tenemos derecho a comernos una torta de vez en cuando. Mucho mejor si es casera e integral, y si en vez de azúcar blanco, usamos azúcar mascavo y miel. Espero que les guste.

120 g manteca

1 T o 200 g azúcar mascavo (o azúcar rubio)

1 cda sopera panzona de miel

2 huevos

3 1/4 T o 260 g harina integral de trigo

3 cditas polvo de hornear

1/2 cdita sal

1 1/4 T o 310 ml leche

1 1/2 cdita vainilla

Batir la manteca hasta que esté blanda. Incorporar el azúcar en dos partes batiendo entre cada adición y luego incorporar la miel. Agregar los huevos de a uno mientras se continua batiendo. Cernir los secos por un lado y mezclar la leche con la vainilla por otro. Alternar los secos con los líquidos para incorporar a la mezcla (terminar con los secos). Verter en un molde previamente enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 40 minutos. Pueden hacerle un glasé o espolvorearla con azúcar impalpable y rellenarla con alguna mermelada, o comerla “solita” como lo hicimos en casa.

IMG_1478

Hace un par de fines de semana vinieron amigos a casa a la hora del té. No era la primera vez que hacía estos yo-yos y los repetí porque son un hit. Vale la pena probarlos. Es súper reconfortante cocinar cosas que típicamente compraríamos en una bandejita en la panadería de la esquina y siempre, siempre, son mucho más ricos los caseros que los comprados porque los hacemos con cariño y compramos el chocolate y el dulce de leche que más nos gusta o consideramos ideal para esto.

Para tortas y alfajores compro dulce de leche respostero. Lo prefiero por la consistencia más que nada, porque no me gusta comer un alfajor al que se le caiga el relleno. Prefiero que sea menos líquido, pero es de acuerdo al gusto de cada uno. Si también les gusta el dulce de leche repostero, en los supermercados pueden encontrar de Los Nietitos y de Lapataia. También hay otras marcas que no son estrictamente reposteros, pero son más espesos.

La receta es del libro del Crandon. ¡Que les queden ricos!

YO-YOS

100 g manteca

1/2 T azúcar

1 huevo

1 1/2 T harina

1 1/2 ctas polvo de hornear

pizca de sal

1/4 T leche

1/2 cta vainilla

Batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar de a poco el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el huevo.

Cernir en un bowl los secos y agregarlos a la mezcla de manteca alternando con la leche y la vainilla.

Disponer la masa para hacer las tapas de los yo-yo del tamaño que quieran en una placa enmantecada y enharinada. Yo los hice un poco más grandes que los chicos de panadería y me salieron doce yo-yos (24 tapas).

Llevar a horno precalentado a 190ºC hasta que estén dorados.

Rellenar con dulce de leche y bañar con chocolate.

P1060540

Hoy parecía que iba a ser una tarde lluviosa, pero por suerte salió el sol. Anticipándome al encierro, hice estas galletitas.

Cuando era chica se las cocinaba a mi amiga del alma, María (a.k.a. “la Negra”), quien me las pedía siempre porque eran sus favoritas. La receta original es la del Crandon -lo cual se delata en las medidas en tazas-, pero ésta tiene algunas variantes mías y por eso son “versionadas”. Si les cuento lo fáciles, rápidas y ricas que son, no me van a creer, así que pruébenlas y después me cuentan.

Ingredientes para 25 galletitas medianas:

1 1/4 T harina

1 T harina integral fina

2 cditas polvo de hornear

1 cdita sal fina

3/4 T azúcar rubio

2 huevos

2/3 T aceite

2 cditas vainilla

ralladura de 1 limón

Batir ligeramente los huevos. Agregarle el aceite, la vainilla y la ralladura de limón.

Luego agregar el azúcar gradualmente mientras baten. Y por último los ingredientes secos cernidos.

Disponer en una placa enmantecada o aceitada y enharinada.

Llevar a horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos. Dejar enfriar en rejilla y espolvorear con azúcar impalpable.

P1060146

P1060148

P1060150

P1060154

 

 

La pasta frola es un clásico de las meriendas rioplatenses desde siempre. Para los amantes del dulce de membrillo – como yo- es el paraíso. Es una de esas tortas que podemos encontrar en cualquier bar, cantina o casa de té de Uruguay.  Existe la versión con dulce de leche, pero para mi, la mejor, la verdadera, es la de membrillo.

Sus orígenes no son muy claros, algunos dicen que es italiana y otros que es una versión criolla de la Linzer torte suiza, sea cual sea, agradecemos a quién se le ocurrió.

Este sábado cociné esta receta para mis amigas, en especial para Manu y Mafa, dos grandes fanáticas de la pasta frola. La versión que hago siempre es la del viejo y querido “Manual de Cocina del Instituto Crandon”. Éste fue mi primer libro de cocina de “grandes”, ya que tenía un par de libros de pequeños cocineros pero en uno de mis cumpleaños mis padres decidieron regalármelo y, junto con mis hermanos, me lo dieron con dedicatoria y todo.

A continuación les dejo la receta y espero que la prueben y les quede deli. Hasta la próxima.

PASTA FROLA

Cernir juntos 2 T de harina, 1/2 T de azúcar, 2 cditas. de polvo de hornear y 1/2 cdita. de sal.

Agregar 1/2 T de manteca (son unos 100 g, que es mucho más fácil que estar poniendo la manteca en una taza).

Deshacer hasta que quede como harina de maíz.

Tomar la masa con 2 huevos ligeramente batidos, 1 cda. de agua, 1/2 cdita. de vainilla y 1 cdita. de ralladura de limón (en esta oportunidad, le puse ralladura de naranja y quedó bárbaro).

Extender 3/4 partes de la masa a mano en el fondo y los costados de un molde de pastel.

Rellenar con 400 g de dulce de membrillo (antes de poner el dulce sobre la masa, recuerden pisarlo con un tenedor,para “romperle” la forma).

Con el resto de la masa cortar tiras para hacer un enrejado sobre el relleno de dulce.

Hornear durante 30 minutos aproximadamente en horno de 190ºC.