Archives for posts with tag: focaccia

Tengo una amiga que dice que las panaderías son fábricas de felicidad. Me encanta esta idea porque la verdad es que un rico pan nos regocija el alma (y el estómago) y que exista algo llamado “Club del Pan” es la coronación de este concepto.

Club del Pan nace del deseo de Gonzalo Zubiri de crear un producto “artesanal, sin conservantes ni químicos, con levaduras naturales y llevados a la puerta de su casa”. Gonzalo, a quien entrevisté y gentilmente respondió a mis preguntas, es panadero de oficio. Aprendió practicando, con las manos literalmente en la masa, detrás de cocinas de restaurantes reconocidos y junto a chefs de renombre. 

Oriundo de Santa Lucía, a los 23 años decidió dejar un amor, abandonar su vocación de carpintero e irse a probar suerte a Buenos Aires. Allí lo estaba esperando su amigo Ignacio Mattos que estaba a cargo de Patagonia Sur, el restaurant de Francis Mallman: “fui sin saber lo que era una cocina, un aceite de oliva ni una rama de romero”. Trabajó en varios restaurantes de Uruguay, Argentina y Estados Unidos -en Brooklyn específicamente-  y en varios eventos con chefs de la talla de Narda Lepes, Fernando Trocca y Juliana López May. La lista de restaurantes por los cuales pasó es extensa: Los Negros en José Ignacio, Hotel y Restaurant Garzón en Pueblo Garzón y 1884 en Mendoza -los tres de Francis Mallman-; Lucifer en Pueblo Garzón y Jacinto en Montevideo de Lucía Soria; Standard, Buenos Aires; Olivetto, Neuquén; entre otros.

La idea de Club del Pan surge de su amigo Santiago Garat (chef y propietario de algunos restaurantes en Buenos Aires), pero Gonzalo es quien lleva adelante el proyecto ahora.

Actualmente, los productos que elabora son pan de campo, pan integral con semillas, frutos secos y pasas de uvas, focaccias, tortugas, pan de pita, pan batta, prepizzas y croissant. Pueden encontrar estos manjares en Jacinto (Sarandí y Alzáibar) o los pueden recibir en sus casas haciendo sus pedidos por facebook o por celular (094739055). Los pedidos se toman con 24 horas de anticipación y a la mañana se entregan a domicilio, “de esta manera el cliente se asegura de obtener un pan recién horneado”.

No dejen de ser parte de este club y de recibir un poco de “felicidad” en sus casas.

Club del Pan - baguettes Club del Pan - croissant Club del Pan - pan de campo relleno Club del Pan - pan de campo

Ayer vinieron amigos a cenar. Ella es experta catadora de mousse de chocolate, por lo cual ese era el postre sin lugar a dudas. Los esperamos con un copetín con aceitunas rellenas de limón, unas galletitas de ajo y un queso blanco con ralladura de limón, pomelo y ciboulette picado.

IMG_1306

Para cenar preparé una focaccia clásica y dividí la masa en dos para rellenarla con unas verduritas asadas que tenía listas en la heladera y un queso camembert. Además, hice una ensalada para acompañar.

(Recetas para 6 personas)

FOCACCIA

25 g levadura fresca

1 cdita azúcar

2 cdas de agua tibia

500 g harina

1 cdita sal

1 1/2 T agua a temperatura ambiente

2 cdas aceite de oliva

Deshacer la levadura en un pequeño bowl. Agregar el azúcar y el agua tibia y dejar espumar por aproximadamente 10 minutos.

Disponer la harina en forma de aro en un bowl. Espolvorear la sal sobre la harina. Colocar el fermento en el centro junto con el agua y el aceite emulsionados.

Amasar hasta lograr un bollo liso y suave. Dejar leudar cubierto por un repasador por dos horas o hasta que duplique su volumen.

Para hacer una focaccia clásica, una vez leudada, disponer la masa en una asadera y volver a dejar leudar. Luego rociar con aceite de oliva, sal gruesa y ramitas de romero u otra hierba y llevar a horno precalentado fuerte hasta que esté dorada y crujiente. Al sacarla del horno, si la golpeamos, tiene que sonar hueco.

Para hacer la focaccia rellena, luego de haber leudado, dividir la masa en dos. Disponer una mitad en la asadera y dejar leudar. Luego disponer el relleno (en este caso, las verduritas y el queso camembert) y tapar con la otra mitad. Hacer cortes en el medio para que se vea el relleno.

IMG_1304

IMG_1305

Dejar leudar la tapa, rociar con aceite de oliva, sal gruesa y agregar alguna ramita (en este caso, tomillo) y llevar a horno precalentado fuerte hasta que esté bien dorada.

IMG_1309

IMG_1314

ENSALADA DE RÚCULA, PALTA Y PEPINO

Hojas de rúcula

1 pepino

1 palta

1 cebolla colorada

1 puñado de almendras

1 limón

Disponer los ingredientes en un bowl. Rociar con jugo de limón -especialmente la palta- y agregar las almendras. Condimentar a gusto y servir.

IMG_1308

MOUSSE DE CHOCOLATE

180 g chocolate amargo

50 g manteca

2 huevos

70 g azúcar

50 g crema doble

Derretir el chocolate con la manteca a baño María.

Colocar las claras junto con el azúcar en una ollita y disolver el azúcar revolviendo constantemente sin que toque el fuego. Retirar mientras esté tibio (no caliente) y batir hasta lograr un merengue.

Por otro lado, una vez tibio el chocolate, agregar las dos yemas y mezclar.

Batir a medio punto la crema doble e incorporar al chocolate.

Incorporar con movimientos envolventes 1/3 del merengue. Una vez que la mezcla esté homogénea, agregar el resto del merengue y continuar incorporando con movimientos envolventes.

Servir en copas o vasitos y llevar a la heladera como mínimo por 2 horas.

El resultado: ¡una bomba!

IMG_1318

 

Ayer fue el cumpleaños de mi marido. Hacía una semana me había comentado de “aquel pan relleno que me hiciste una vez”. Entonces, lo sorprendí y se lo cociné de nuevo para su cumple.

Es una receta muy sencilla y, por sobre todas las cosas, versátil. La saqué del libro de Narda Lepes “Comer y pasarla bien”. Ella la denomina “bollo básico” porque de esta masa hace pan, focaccia, rolls  y calzone.

No solo la masa sirve para varias preparaciones, sino que si hacen el roll, lo pueden rellenar con miles de cosas diferentes. En su libro propone hacerlo con mostaza de Dijon, espolvorearlo con tomillo fresco, frutas secas picadas y fetas de queso brie (¡delicioso!).

Les dejo los ingredientes a continuación y el procedimiento. No pude sacar fotos del procedimiento porque lo hice un poco (solo un poco) a las corridas, pero para ver imágenes de cómo tiene que quedar el fermento y la masa leudada, pueden verlas en los diferentes panes del blog.

Para la masa:

500 g de harina

25 g levadura fresca

1 cdita azúcar

10 g sal

250 a 350 ml agua tibia

50 ml aceite de oliva

 Para el relleno:

un pote de queso blanco

tomates secos hidratados

aceitunas negras

hojas de albahaca

Deshacer la levadura en un bowl. Alimentarla con el azúcar y una cucharada de harina. Agregarle un poco de agua tibia. Dejar fermentar por 10 minutos o hasta que espume.

Disponer la harina en forma de volcán. Esparcir la sal en los bordes del mismo. En el centro, verter el fermento, el agua y el aceite de oliva.

Mezclar de adentro hacia afuera con las manos e irle agregando más agua a medida que la masa lo pida.

Luego de formar un bollo elástico, cubrir con un repasador y dejar leudar por una hora y media o hasta que duplique su volumen.

Luego estirar la masa sobre la mesada. Dejar leudar nuevamente y desgasificar presionando levemente con los dedos.

Untar el queso blanco, disponer los tomates en tiritas, las aceitunas en mitades y las hojas de albahaca. Formar el roll y rociar con aceite de oliva y sal gruesa. Llevar a horno precalentado a 180ºC por 35 a 40 minutos.

P1040785

P1040791

Luego de una semana bastante tranquila en materia culinaria, esta tarde me dieron ganas de hacer una focaccia de papa y ajo para llevar a casa de mis suegros… acá va:

Ingredientes:

400 g harina 000 (puede ser oo también)

puré de una papa (entre 175-200 g)

30 g levadura fresca

1 cdita azúcar

agua tibia

aceite de oliva

1 cdita sal

4 dientes de ajo

ramitas de tomillo

Poner a hervir la papa en cubos.

Mientras tanto, deshacer los panes de levadura en un pequeño bowl y agregarle el azúcar, agua tibia y un chorrito de oliva.

Pisar la papa en un bowl y mezclar con la harina. formar un hueco y verter la esponja en el centro. En el borde colocar la sal y comenzar a mezclar la esponja con la harina y el puré desde adentro hacia afuera hasta formar una masa suave y elástica. Van a necesitar más agua y aceite de oliva, según lo que hayan utilizado en la esponja.

Dejar leudando en un lugar cálido sin corrientes de aire durante una hora más o menos.

Luego colocar en asadera con aceite de oliva y dejar leudar nuevamente.

Hacer pequeños huecos en la masa para colocar trozos de ajo. Disponer algunas ramitas de tomillo por encima y rociar con aceite de oliva.

Llevar a horno precalentado de 200ºC por 30 a 40 minutos.

El sábado pasado vinieron amigos a casa. Mi querida amiga Uke y su marido Juanma, se ofrecieron a traer algo para picar, mi hermana y su novio traían la pasta y yo hice el postre.

Este post se lo dedico a la genia de Uke quién, inspirada en Juliana López May, nos agasajó con todas estas delicias. Miren la mesa que armó!

Los dejo con imágenes de la picada y el postre, que es una variante de la tarta de frutillas y chocolate blanco.

COPETÍN DE UKE

Pinchos de cebolla morada, camarones y durazno con aliño de aceite de oliva, jengibre, eneldo, limón, ajo, sal y pimienta negra.

Pinchos de provolone, alcaparras y aceitunas con aceite de oliva y ají molido.

Focaccia de tomates secos con tomillo y queso camembert.

TARTA DE CHOCOLATE Y FRUTAS ROJAS

Para la masa

200 g harina de trigo

100 g azúcar impalpable

100 g manteca

1 huevo

Para el relleno

300 g chocolate amargo

1 lata de leche condensada

Para cubrir

Frambuesas, moras y arándanos

Poner todos los ingredientes en el bowl y mezclarlos hasta formar una masa suave.

Colocar la masa en una tartera enmantecada y enharinada y pinchar con un tenedor.

Llevar al horno precalentado a 180 ºC durante más o menos 20 minutos.

Colocar la leche condensada en una ollita a fuego bajo. Cuando esté bien caliente (y ojo que no se queme), retirar del fuego y verter el chocolate picado. Dejar un minuto y unir.

Cuando la masa ya esté fría, verter la mezcla de chocolate. Dejar que tome temperatura ambiente y llevar a la heladera. Esta crema de chocolate es más firme que la ganache de chocolate blanco de la otra tarta, así que pueden darle menos tiempo en la heladera para poder disponer las frutas encima.

En la foto muestro la última porción que quedaba y está un poco derretida (ooops!), pero fue un éxito.

El sábado pasado vinieron amigos a cenar a casa. El menú fue focaccia de calabaza con humus, spaghetti alla carbonara y de postre, creme brulee de “Earl grey”. La noche fue un éxito. No podía ser de otra manera con tan buena compañía.

Les quiero dejar todas las recetas pero, primero les paso la de la focaccia y el humus, porque sino me va a quedar un post demasiado extenso.

La receta de este pan es de Juliana López May, de su programa “La huerta en tu casa” de Elgourmet.com. La verdad es que en la página no aparece completo el procedimiento, así que les voy a contar cómo la hice yo.

Para que la levadura trabaje bien, es muy importante la temperatura del agua donde vamos a disolverla, que tiene que estar tibia, ni fría ni caliente, tibia y que le demos algo para que se “alimente”, que puede ser azúcar o miel. Tengan esto en cuenta, y denle tiempo a la levadura a que actúe (no sean ansiosos).

FOCACCIA DE CALABAZA

Aceite de oliva

Agua tibia

1 ajo asado

1/2 kg de harina

Harina integral

1 cda de té de sal fina

30 g de levadura fresca

1 cda de miel

400 g de puré de calabaza

Romero

Semillas de calabaza

Sal gruesa

Disponer la harina en forma de corona y espolvorear con sal fina.

En el centro deshacer la levadura y poner la miel y el agua tibia.

Dejar el fermento leudar durante 15 minutos aproximadamente, hasta que forme una espuma (como en la foto).

Comenzar a mezclar con la mano desde adentro hacia afuera, agregando aceite de oliva y el puré de calabaza y ajo. El puré le va a dar mucha humedad a la masa, así que no vamos a tener que ponerle mucho aceite de oliva pero a medida que vayamos agregando la harina integral (yo usé dos tazas más o menos), vamos a ir equilibrando la masa con el aceite, controlando que no quede muy seca porque sino luego de cocida va a quedar apelmazada.

La receta original marca mezclar primero las harinas con la sal, realizar la corona, después unirla con el fermento, agregar el aceite de oliva y luego el puré. La cuestión es que al no saber cuánta harina integral llevaba el pan, preferí ir agregándola a ojo. Pero si quieren pueden arrancar de esta manera.

Luego de amasar y lograr una masa suave, dispongan el bollo en un bowl tapado con un repasador en un lugar cálido de la cocina, que no esté donde haya corriente. Cuando las masas tienen harina integral, no tenemos que amasar mucho.

Déjenla reposar por una hora aproximadamente, o hasta que duplique su volumen.

Cuando esté lista la masa, la colocamos en una asadera y la volvemos a dejar leudar por 15 minutos.

Luego la desgasificamos (presionándola levemente con los dedos), le rociamos aceite de oliva, el romero, las semillas de calabaza y la sal gruesa y la llevamos a un horno de 180º C por 25 minutos aproximadamente.

HUMUS

1 lata de garbanzos

1 diente de ajo

1 cdita de tahine (pasta de sésamo)

jugo de medio limón

aceite de oliva

pimentón

Procesar los garbanzos con el diente de ajo. Luego agregar el tahine y el jugo de limón.

Al momento de servir, rociar con aceite de oliva y pimentón.