Archives for posts with tag: chocolate

Hace un par de fines de semana vinieron amigos a casa a la hora del té. No era la primera vez que hacía estos yo-yos y los repetí porque son un hit. Vale la pena probarlos. Es súper reconfortante cocinar cosas que típicamente compraríamos en una bandejita en la panadería de la esquina y siempre, siempre, son mucho más ricos los caseros que los comprados porque los hacemos con cariño y compramos el chocolate y el dulce de leche que más nos gusta o consideramos ideal para esto.

Para tortas y alfajores compro dulce de leche respostero. Lo prefiero por la consistencia más que nada, porque no me gusta comer un alfajor al que se le caiga el relleno. Prefiero que sea menos líquido, pero es de acuerdo al gusto de cada uno. Si también les gusta el dulce de leche repostero, en los supermercados pueden encontrar de Los Nietitos y de Lapataia. También hay otras marcas que no son estrictamente reposteros, pero son más espesos.

La receta es del libro del Crandon. ¡Que les queden ricos!

YO-YOS

100 g manteca

1/2 T azúcar

1 huevo

1 1/2 T harina

1 1/2 ctas polvo de hornear

pizca de sal

1/4 T leche

1/2 cta vainilla

Batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar de a poco el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el huevo.

Cernir en un bowl los secos y agregarlos a la mezcla de manteca alternando con la leche y la vainilla.

Disponer la masa para hacer las tapas de los yo-yo del tamaño que quieran en una placa enmantecada y enharinada. Yo los hice un poco más grandes que los chicos de panadería y me salieron doce yo-yos (24 tapas).

Llevar a horno precalentado a 190ºC hasta que estén dorados.

Rellenar con dulce de leche y bañar con chocolate.

P1060540

Esta receta es del libro “Recetas para compartir” de Juliana López May. Se trata de una cheesecake súper fácil y muuuy rica. Está buena para las personas que no son tan fanáticas de las tortas de queso clásicas o con fruta.

Las cantidades dan para una torta grande, de 26 cm de diámetro. En el libro dice que rinde 10 porciones.

Ingredientes:

200 g galletitas con leche El Trigal

(desde que probé estas galletitas, son LAS que uso para bases como las de cheesecake. Si no las encuentran, compren María, pero para mí estas son muy superiores para este fin -y también para comer solas)

galletitas con leche el trigal

75 g manteca

175 g chocolate semi amargo o amargo

335 g queso blanco Talar o Leader Price (es lo que yo recomiendo y uso, pero hay otras marcas)

300 g azúcar

1 cdita vainilla

3 huevos

Enmantecar y enharinar una tortera desmontable.

Procesar las galletitas hasta que queden como polvo y agregar la manteca derretida.

Disponer la mezcla para la base en la tortera repartiéndola de manera uniforme y presionando para que quede pareja y uniforme.

P1060162

Para el relleno, derretir el chocolate a baño María sin tocarlo.

Por otro lado, batir el azúcar con el queso crema y la vainilla. Luego agregar los huevos de a uno y continuar batiendo hasta obtener una crema pareja.

Verter el relleno sobre la base de galletitas y manteca. Después verter el chocolate de a cucharadas de forma irregular.

P1060166

P1060167

Llevar a horno precalentado a 160ºC de 40 a 50 minutos.

El horno es todo un tema con las cheesecakes o por lo menos para mí es todo un tema. Tengo un horno demasiado fuerte y me pasa que en seguida se me doran de más. Un tip, si les pasa esto, es que lleven la cheesecake al horno y luego de 15 minutos más o menos, la forren con papel aluminio para evitar que se dore. A mí me funciona. Hay gente que pone una asadera con agua en el piso del horno y también les da resultado, pero aún no lo probé porque con el papel aluminio lo resolví (luego de varias cheesecakes demasiado doradas). Espero que la prueben y les guste la receta.

P1060195

 

 

Como les contaba en el post anterior preparé dos postres para mi cumpleaños. En esta oportunidad les voy a dejar la receta para una cheesecake de dulce de leche.

Para la masa:

un paquete de 220 g de galletitas Chiquilín

100 g manteca

Disponer las galletitas y la manteca en una procesadora con las cuchillas metálicas. Procesar y colocar en la base de un molde que tenga la base desmontable, así luego que esté lista la cheesecake, sacan los bordes y la ponen sobre el plato que hayan elegido.

P1050432

P1050435

Para el relleno:

500 g dulce de leche repostero

50 g azúcar

40 g almidón de maíz

3 huevos

400 g queso crema (yo uso Leader Price o Talar; en cualquiera de los dos casos, de tapa roja)

200 g crema de leche batida a medio punto

Mezclar todos los ingredientes y verter sobre la base de galletitas. Es una buena idea poner en los bordes del molde acetato o papel manteca para que sea más fácil de separar luego de cocido.

Cocinar a 170º por 40 a 45 minutos.

Les voy a confesar que a mí se me pasó un poco -¡básicamente por esa maldita costumbre que tenemos las mujeres de hacer ciento ochenta cosas a la vez!- así que verán en la foto que está un toque “dorada” de más. La idea es que la saquen antes de que tome color y que al moverla no se mueva el relleno. ¡Queda buenísima!

photo (2)

El domingo preparé unos muffins para la tarde futbolera. Esta es una receta fácil y rápida de hacer. Les paso la receta básica y opciones para hacer variantes.

INGREDIENTES (para 24 unidades)

4 T harina

1 T azúcar

4 cditas polvo de hornear

1 pizca de sal

1 1/2 T leche

1 cdita de vainilla

100 g manteca

2 huevos

100 g chocolate semi amargo o chispas de chocolate

 

Mezclar los secos por un lado y la manteca derretida con los huevos batidos, la leche y la vainilla por otro.

Unir ambas preparaciones batiendo con batidora eléctrica.

Picar el chocolate y agregar a la mezcla.

Precalentar el horno a 180ºC y enmantecar y enharinar un molde para muffins.

Verter la mezcla hasta los 3/4 de la altura de los moldes y llevar al horno hasta que estén apenas dorados.

P1050300

Variantes:

– Se los puede hacer de vainilla solos, sin chips, o de frutas, por ejemplo agregando una taza de arándanos, manzana rallada, etc.

– También rellenos de mermelada o dulce de leche. Esto se logra llenando con masa hasta la mitad del molde, se coloca una cucharada del dulce elegido y se termina de llenar hasta los 3/4 de altura del molde.

– En lugar de esencia de vainilla, se puede agregar ralladura de limón o naranja.

– Se los puede hacer de chocolate -agregando dos cucharadas soperas de cacao a la masa- con chips de chocolate blanco o chocolate blanco picado, nueces, etc.

 

 

 

El sábado pasado mi marido y yo paseamos por Ciudad Vieja.

Hoy les voy a recomendar dos lugares. Primero una chocolatería y luego un restaurant.

La primera parada que hicimos fue en la chocolatería “Volverás a mí” en Pérez Castellano 1461 casi 25 de mayo. Creo que es la única chocolatería de este tipo en Montevideo. Vale la pena la visita y la compra de algún que otro manjar.

En el local nos invitaron con chocolate con jengibre fresco rallado, chocolate amargo al 70% de Papúa Nueva Guinea y, además, nos regalaron un chocolate caliente delicioso.

La oferta es muy interesante y cuidada. Se basa en chocolate amargo elaborado en base a 70% de cacao orgánico traído de distintos lugares del mundo, lascas de chocolate con sabores -jengibre, chile, sal marina-, bombones con rellenos frutales, discos de chocolate con frutas secas y alfajores. Uno de los rellenos que más me llamó la atención fue el de queso azul.

En esta oportunidad, compré una lata de chocolate amargo de Papúa Nueva Guinea ($300) y alfajores de nuez y de pasas al ron ($35 c/u).

Tal como lo dice el nombre, no pasará mucho tiempo hasta que vuelva por los bombones de queso azul, las lascas de sal marina y los demás productos. Una vez que entramos a “Volverás a mí”, el hechizo comienza.

Después fuimos a almorzar a “Doméstico”*, el restaurant ubicado en La Pasionaria -Reconquista 587.

La carta es muy interesante. Tiene algunas entradas, platos fuertes (uno con carne vacuna, otro con pollo, pescado y una pasta), postres, bebidas y algunos detalles para el desayuno o té.

En esta oportunidad mi marido pidió unos “desnuditos” (ñoquis) de ricota y rúcula con tomates cherry, aceite de oliva, parmesano y zest de limón que estaban muy ricos. Yo pedí un curry de pollo que estaba increíble. Tenía yogur, jengibre, hierbas y almendras y venía con un arroz aromatizado con lapsang souchong y un puré de hinojos trufados que era una delicia.

Para tomar, mi esposo pidió un refresco y yo un té helado de jengibre, menta y limón que estaba muy bueno. De postre pedimos una trufa de chocolate blanco con maracuyá y frutillas picantes. También, riquísimo.

Comimos muy bien, el servicio fue muy bueno y además nos pareció muy bien de precio. Pagamos $675. Me arrepiento de no haber llevado mi cámara para registrar las delicias de “Doméstico”. Espero que vayan ustedes y las vean “en vivo y en directo”.

* También están en Facebook.

Hoy les voy a pasar la receta para hacer mis galletitas preferidas. Cada vez que se tienten y quieran comprar esas cookies durísimas que venden por ahí: paren, den la vuelta y compren los ingredientes para hacer estas galletitas . Pero no caigan en la comodidad de comprar cookies. Tómense un tiempito (son muuuuy fáciles) y háganlas ustedes mismos. No se pueden arrepentir jamás porque son LO MÁXIMO.

Mi combinación preferida es con chocolate y avellanas, pero ayer tenía almendras y con eso las hice. Luego, pueden probar un montón de otras variantes y encontrar su predilecta, tal vez solo chocolate, o chocolate blanco con nueces, pasas de uva, maní… lo que quieran.

Espero que las prueben y opinen si se justifica el título del post.

COOKIES DE CHOCOLATE Y ALMENDRAS

160 g manteca blanda

250 g azúcar rubio

5 g sal fina (son dos pizcas)

1 huevo

250 g harina

100 g almendras picadas

200 g chocolate amargo (o semi amargo)

Mezclar la manteca con el azúcar. Agregar los demás ingredientes y llevar a heladera por unos 15 minutos.

Luego formar las cookies y colocar en placa enmantecada y enharinada. Llevar a horno precalentado a 200ºC por 15 a 20 minutos.

IMPORTANTE: En cuanto a cantidades, esta vez me salieron 18 galletitas de 5 a 6 cm de diámetro. Y estuvieron en el horno, más o menos, el tiempo que les sugiero en la receta. Si van a hacer galletitas más chicas, estén atentos porque se hacen bastante rápido.

El domingo pasado fue el bautismo del más pequeño de mis sobrinos e hice cupcakes de postre para el festejo.

Se me ocurrió hacerlas de chocolate rellenas de dulce de leche y con un baño de merengue en lugar del clásico de manteca, ya que en esta oportunidad, me parecía demasiado.

Volví a utilizar la receta de mi amiga Car pero su versión de chocolate. Y, para el baño, usé la receta del libro del Crandon de “Baño ornamental” ya que parecía el indicado para decorar estas cupcakes.

INGREDIENTES

350 g harina 0000

80 g cacao

2 cdas de té de polvo de hornear

225 g de manteca

400 g de azúcar

4 huevos grandes

250 ml de leche

1 cdita de vainilla

Dulce de leche

Precalentar el horno a 180ºC por 10 minutos por lo menos.

Colocar los papeles de cupcakes en el molde.

Batir con batidora eléctrica la manteca y el azúcar hasta que esté cremoso.

Agregar la vainilla, y los huevos de a uno y batir antes del siguiente.

Alternar la harina, el cacao y el polvo de hornear cernidos con la leche a razón de 1/3 de harina, 1/2 de leche, para terminar con la harina.

Verter masa en los moldes hasta 1/3 de su altura.

Poner una cucharadita de dulce de leche.

Cubrir con masa hasta completar los 3/4 de la altura del molde.

Llevar a horno durante 20 minutos.

Retirar del horno y enfriar en rejilla.

BAÑO “ORNAMENTAL”

2 T azúcar

1 T agua tibia

3 claras

1 cdita de vainilla

1/2 cdita de cremor tártaro

Disolver el azúcar con el agua en una olla a fuego bajo y hacer un almíbar hasta punto hilo (es el punto en que, al dejarlo caer desde la cuchara, se corta y tiende a subir sutilmente).

Batir las claras con la vainilla y el cremor tártaro hasta medio punto y luego verter en forma de hilo el almíbar. Cuando se hayan formado picos, apagar la batidora, colocar el baño en manga y decorar las cupcakes.

Existen un millón de recetas de brownies. Yo descubrí ésta hace bastante poco y la verdad que queda muy rica.

La utilicé para hacer una torta brownie para un cumpleaños y para hacer cuadraditos de brownie para el té.

Cuando hice la torta brownie, usé un chocolate medio amargo y avellanas, mientras que en la segunda oportunidad usé un chocolate súper amargo y nueces, por eso van a ver que en las fotos el color de la masa es bien oscuro. Pero si no les gustan sus brownies tan amargos, pueden usar un chocolate menos amargo.

Lo más importante de estas preparaciones, es el tiempo en el horno, ya que el punto que tenemos que lograr al sacar la masa inmediatamente del horno, da la impresión que está cruda, pero al enfriarse toma la consistencia “chiclosa” característica de los brownies. Puede suceder que la primera vez que hagan brownies se les pasen de cocción – es lo más normal del mundo- pero una vez que vean cuánto lleva la masa de acuerdo a su horno, no van a tener más problema.

BROWNIES

185 g chocolate amargo

185 g manteca

3 huevos

280 g azúcar

120 g harina

40 g cacao amargo

150 g nueces (o avellanas, almendras, chocolate blanco, etc)

Derretir en fuego mínimo el chocolate picado con la manteca revolviendo constantemente con cuchara de madera.

Una vez que se derrita, quitar del fuego para evitar que se queme.

Batir los huevos junto con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa.

Agregarle el chocolate y la manteca derretidos y mezclar.

Tamizar la harina junto con el cacao e incorporar con movimientos envolventes a la mezcla de azúcar, huevos, chocolate y manteca. Luego agregar las nueces picadas.

Verter en molde enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado suave (160ºC) por 25 minutos*. Retirar, dejar enfriar y cortar en cuadraditos.

* Mi horno es bastante fuerte, y me llevó 25 minutos pero pueden ser entre 30 y 35 también.

TORTA BROWNIE

Hacer la receta de brownie. Como les decía, en esta oportunidad usé chocolate semi amargo y avellanas y utilicé un molde redondo. Luego de retirar del horno, cuando esté frío, untar con dulce de leche y verter un baño de merengue cocido.

Hoy les voy a dejar lo que creo será el último post de recetas del año, ya que el 23 me voy de viaje y seguramente todo lo que escriba sea acerca de lugares que visito y cosas que pruebo, y no tanto de platos que cocine.

Hace unos años experimenté por primera vez hacer panettone casero para las fiestas y les confieso que es un camino de ida. No les voy a mentir, porque no es algo rápido, pero no es para nada engorroso y el resultado vale la pena. Una vez que prueben y hagan un panettone casero, les juro que no van a volver a comprar jamás uno que no lo sea. Obviamente que podemos comprar panettones caseros deliciosos, pero quiero motivarlos a que aprovechen que este año el 24 y el 31 caen sábado, se levanten temprano y sorprendan a sus familiares y amigos con un rico pan dulce caserísimo.

Además, les dejo un budín navideño adaptado a nuestro clima.

Feliz Navidad para todos!

PANETTONE AL CHOCOLATE

Esta receta es de Donato de Santis y fue publicada en el primer número de la revista de ElGourmet.com en el 2004. Desde que la hice, no pude probar otras… es muuuy buena.

55 g levadura fresca

480 ml agua tibia

170 g azúcar impalpable

25 g miel

6 yemas

ralladura de 2 limones

10 ml de agua de azahar

15 g sal

1.200 g harina

225 g manteca suave

200 g pasas de uva rubias

230 g chocolate amargo

Manteca y yema para pincelar.

Disolver la levadura en el agua tibia.

En otro bowl mezclar el azúcar con las yemas y la miel. Agregar el agua de azahar, la ralladura de limón y la sal. Mezclar e incorporar a la mezcla de levadura y agua tibia.

Aparte cernir la harina e incorporarla a los líquidos junto con la manteca.

Formar un bollo suave y dejar leudar hasta que duplique su volumen.

Luego, estirar, disponer las pasas y el chocolate picado y amasar para que se incorporen los ingredientes.

Separar en bollos (en este caso lo separé en tres, pero pueden ser más dependiendo de los moldes de papel que tengan), amasar en forma de cilindros y poner en los moldes. (En esta oportunidad, pincelé los moldes de papel con manteca para que me fuera fácil removerlos porque no quería servir los panes con los moldes.)

Dejar leudar nuevamente.

Pincelar la superficie de los panettone con yema. Luego cortar en cruz y levantar en “picos” los cortes realizados. Disponer un cubo de manteca en el centro.

Llevar a horno precalentado a 170ºC por 80 minutos o hasta que estén dorados.

BUDÍN NAVIDEÑO DE FRAMBUESAS, MORAS Y CHOCOLATE BLANCO

200 g manteca

1 T azúcar

1 cda jugo de limón

1 cdita ralladura de limón

4 huevos

2 1/4 T harina

1/2 cda polvo de hornear

1/2 cdita sal

1 taza de frambuesas y moras

150 g chocolate blanco

Batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar de a 2 cdas el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el jugo y ralladura de limón. Agregar los huevos de a uno y batir luego de cada adición.

Cernir la harina junto con el polvo de hornear y la sal e incorporar a la mezcla anterior. La masa debe quedar suave.

Mezclar media cucharada de harina a las frutas (para que no queden en el fondo del budín) e incorporar a la masa.

Verter en molde de budín enmantecado y enharinado en horno precalentado a 150ºC por 40 minutos aproximadamente (o hasta que esté dorado y un palito salga limpio al introducirlo en la masa).

Cuando el budín haya enfriado, cubrirlo con el chocolate blanco derretido.

El sábado pasado vinieron amigos a casa. Mi querida amiga Uke y su marido Juanma, se ofrecieron a traer algo para picar, mi hermana y su novio traían la pasta y yo hice el postre.

Este post se lo dedico a la genia de Uke quién, inspirada en Juliana López May, nos agasajó con todas estas delicias. Miren la mesa que armó!

Los dejo con imágenes de la picada y el postre, que es una variante de la tarta de frutillas y chocolate blanco.

COPETÍN DE UKE

Pinchos de cebolla morada, camarones y durazno con aliño de aceite de oliva, jengibre, eneldo, limón, ajo, sal y pimienta negra.

Pinchos de provolone, alcaparras y aceitunas con aceite de oliva y ají molido.

Focaccia de tomates secos con tomillo y queso camembert.

TARTA DE CHOCOLATE Y FRUTAS ROJAS

Para la masa

200 g harina de trigo

100 g azúcar impalpable

100 g manteca

1 huevo

Para el relleno

300 g chocolate amargo

1 lata de leche condensada

Para cubrir

Frambuesas, moras y arándanos

Poner todos los ingredientes en el bowl y mezclarlos hasta formar una masa suave.

Colocar la masa en una tartera enmantecada y enharinada y pinchar con un tenedor.

Llevar al horno precalentado a 180 ºC durante más o menos 20 minutos.

Colocar la leche condensada en una ollita a fuego bajo. Cuando esté bien caliente (y ojo que no se queme), retirar del fuego y verter el chocolate picado. Dejar un minuto y unir.

Cuando la masa ya esté fría, verter la mezcla de chocolate. Dejar que tome temperatura ambiente y llevar a la heladera. Esta crema de chocolate es más firme que la ganache de chocolate blanco de la otra tarta, así que pueden darle menos tiempo en la heladera para poder disponer las frutas encima.

En la foto muestro la última porción que quedaba y está un poco derretida (ooops!), pero fue un éxito.