Archives for posts with tag: cena

Este mediodía frío, decidí combatirlo con una sopita de arvejas. La receta es de Jamie Oliver. Usa siempre la misma base de zanahorias, cebollas, apio y ajo y va cambiando los gustos. Es un éxito y súper fácil.

INGREDIENTES (para 2 porciones)

1 zanahoria mediana

1 cebolla chica

1 tallo de apio (no el más grueso)

1 diente de ajo

aceite de oliva

3 T de arvejas congeladas

1/2 litro de caldo de verduras o de gallina

sal y pimienta negra

pipas (semillas de girasol)

Picar en cubitos la zanahoria, la cebolla, el apio y el ajo. Dorar con el aceite de oliva durante 10 minutos. Salpimentar.

Agregar el caldo hirviendo y las arvejas (sin descongelar). Dejar que hierva y mantener calentando por unos minutos.

Licuar y servir con pipas por encima.

P1060554

A

 

 

Advertisements

Hace unas semanas mi hermana y su futuro marido me invitaron a la degustación del catering de su casamiento. Hacía varios días que pensaba en lo rico que iba a comer y, la verdad, que fue todo y más de lo que me había imaginado. Cuando llegamos a probar las opciones de plato principal, los novios eligieron una pasta rellena increíble. Si bien el relleno no se parece al que hice, sí me inspiró el plato unos días más tarde cuando vinieron unos amigos a cenar. Les dejo la receta y espero que la prueben porque es súper sencilla.

MINI RÓTOLO DE ESPINACA Y HONGOS (Para 4 porciones)

8 láminas de masa para lasagna “La Especialista”

3 atados grandes de espinaca

1 cebolla

2 dientes de ajo

200 g champignones frescos

50 g hongos secos hidratados

3 cdas soperas de ricota

pimienta negra

sal fina

aceite de oliva

queso parmesano

Calentar agua y dejar los hongos secos hidratándose en ella.

Picar el ajo y la cebolla y saltear con aceite de oliva. Agregar los hongos frescos y los secos hidratados fileteados.

Cuando estén listos los hongos, agregar la espinaca y mover un poco hasta que ablande. Salpimentar. Quitar del fuego y agregar la ricota. Dejar que tome temperatura ambiente.

Cortar las láminas para lasagna por la mitad a lo largo. Cada mitad será un rótolo, por lo que les van a salir 16 piezas; 4 por porción. Esparcir el relleno y enrrollar. Disponer en placa aceitada con aceite de oliva. Si quieren pueden ponerle una salsa a la fuente y luego por encima. Rallarle parmesano y llevar a horno precalentado a 180-200ºC.

El tiempo de cocción van a tener que definirlo ustedes, porque al ratito se doran en la parte superior, pero es importante chequear que la masa de los del centro esté bien cocida, porque se pegan y pueden quedar un poquito crudos.

P1060536

P1060538

(Este post está especialmente escrito para las compañeras de trabajo de mi hermana, Sofi, quienes por medio de ella, me reclaman -con mucha razón- que escriba en el blog.)

Decidí que voy a intentar congelar por un tiempo mi adicción a comprar libros de cocina y explotar al máximo los que ya tengo. Por eso, ayer preparé esta cena usando dos recetas del libro “Mis sabores preferidos” de Juliana López May.

La entrada eran unas peras con roquefort y almendras que al principio fueron categóricamente rechazadas por dos de los cuatro comensales. Pero luego de probarlas, fueron un éxito. En el libro, Juliana propone este plato con avellanas, pero tenía almendras y las reemplacé. El plato principal fueron unos ñoquis de avena y ricota, del mismo libro, que también son realmente deliciosos y muy fáciles de hacer.

PERAS AL ROQUEFORT (Para 4 porciones)

4 peras

70 g almendras (u otra nuez)

100 g queso azul

ciboulette

sal y pimienta

aceite de oliva

Cortar las peras en mitades y ahuecarlas. Cortar una pequeña base a las peras para poder apoyarlas en la asadera y salpimentar.

P1060517

Mezclar el queso, las almendras y el ciboulette y disponer en el centro de las peras. Rociar con aceite de oliva y llevar a horno precalentado a 200ºC hasta que las peras estén tiernas, pero que no se deshagan.

P1060518

P1060519

ÑOQUIS DE AVENA Y RICOTA

500 g ricota (yo compré la de La Italiana que es excelente, si es de súper, compro Talar)

2 huevos

2 tazas de avena instantánea

Harina (para la mesada)

Nuez moscada

Sal y pimienta

Para servir:

50 g tomates secos hidratados

1 atado de rúcula

50 g parmesano

hojas de perejil

Aceite de oliva

Colocar en un bowl la ricota, los huevos, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Mezclar y añadir la avena. Poner la masa sobre la mesada enharinada. Formar cilindros y cortar los ñoquis de 2 cm de espesor aproximadamente.

Tengan cuidado con la cantidad de harina. Yo simplemente la usé para formar los cilindros. Si nos pasamos de harina, los ñoquis quedan hechos un mazacote.

Cocinar en agua con sal hasta que suban a la superficie. Sacarlos y dorarlos en una sartén con aceite de oliva, los tomates secos hidratados cortados en tiritas, el perejil y la rúcula. Rectificar sal y pimienta y servir con el parmesano rallado.

 

P1060522

 

 

Ayer vinieron unos amigos y mi hermana y mi cuñado a casa y disfrutamos de una rica cena y una charla muy divertida.

Como plato principal se me ocurrió hacer uno de mis platos preferidos: risotto; y como tenía calabacín en casa, lo aproveché para la cena.

INGREDIENTES (para 6 personas):

480 g arroz carnaroli (o arborio)

1 y media cebollas

3 dientes de ajo

150 g manteca

1,5 T vino blanco

1,5 l caldo de verduras

600 – 700 g calabacín (la verdad es que lo puse a ojo y no estoy segura del peso, pero como referencia tomen eso)

tomillo

150 g queso parmesano

queso brie

sal y pimienta

Cortar la calabaza en cubos y llevarla al horno con aceite de oliva, sal, pimienta y unas ramitas de tomillo.

Cuando esté cocida, sacar del horno y hacer un puré (sin el tomillo). Reservar.

Picar la cebolla y el ajo y rehogar en 100 g de manteca.

Agregar el arroz y dejar que se transparente.

Agregar el vino blanco y revolver. Luego de que haya evaporado el alcohol, agregar de a dos cucharones el caldo caliente y revolver. Cuando se absorba, agregar más caldo y revolver otra vez. Siempre de a poco; es el secreto del risotto.

Luego de que se haya absorbido el último cucharón de caldo (o que esté en el punto el risotto), apagar el fuego y agregar el resto de la manteca, el parmesano rallado y el puré de calabaza. Revolver nuevamente. Rectificar sal y pimienta.

Para servir, agregarle un trozo generoso de brie y una ramita de tomillo. También le pueden agregar unas almendras tostadas cortadas groseramente.

Espero que les haya gustado esta receta y, por sobre todas las cosas, ¡que la hagan!

photo (3)

photo (2)

Este plato lo preparé hace ya varios meses a unos amigos que vinieron a cenar a casa. Pero la verdad es que es perfecto para días de frío y realmente de-li-cio-so.

INGREDIENTES (para 4 personas)

20 g hongos secos

150 g hongos portobello

150 g hongos champignon

2 dientes de ajo

200 ml vino blanco

500 g spaguetti (u otra pasta seca que les guste)

500 ml crema de leche

200 g queso parmesano

Albahaca fresca

Aceite de oliva

Sal

Pimienta negra

PROCEDIMIENTO

Limpiar y cortar los hongos frescos e hidratar los secos en agua caliente.

P1050010

Cortar los hongos hidratados y reservar el líquido.

Calentar una sartén con aceite de oliva. Incorporar los ajos picados y los hongos. Agregar el vino y el agua de los hongos secos y bajar el fuego. Dejar hasta que se reduzca el alcohol.

Por otro lado, preparar la pasta según las instrucciones del paquete (¡siempre al dente!).

Agregar la crema a la sartén con los hongos y calentar hasta que hierva la preparación.

P1050014

Sazonar con sal y pimienta.

Incorporar la pasta y mezclar bien.

Añadir tres cuartas partas del parmesano y toda la albahaca y volver a mezclar.

Pasar a una fuente (linda, acuérdense que en ella van a servir su pasta) y espolvorear con lo que resta del queso.

Llevar a horno precalentado a 200ºC hasta que se dore el queso y haga burbujas. Servir.

P1050016

 

 

Una tesina y un parto de por medio retomo mis entradas en este blog…

Esta primera mitad del año estuvo bastante exigente ya que estuve trabajando en mi tesina de posgrado y viví la segunda mitad de mi primer embarazo; y la verdad es que ambas actividades se quedaron con mi tiempo libre.

Esta cena la hice con la intención de colgarla al otro día, pero mi hija me tomó por sorpresa y tuve que volver a posponer mi actividad bloguera. Ya a tres semanas de su nacimiento les paso la receta de una sopa de cebollas deliciosa y una tarta de peras muy fácil y sabrosa.

SOPA DE CEBOLLAS (4 porciones – Gatopardo – ElGourmet.com)

50 g manteca

Nuez moscada a gusto

500 g cebolla

100 cm3 vino blanco

1,2 l caldo de gallina

200 g queso gruyere

Pan baguette

Sal y pimienta a gusto

 

Por un lado, rallar el queso y cortar el pan en rodajas y reservar.

Por otro lado, cortar las cebollas en plumas.

Derretir la manteca y rehogar las cebollas con un poco de sal.

P1050134

Agregar el vino y dejar que evapore el alcohol.

Añadir el caldo caliente, la nuez moscada y la pimienta y dejar cocinar durante 5 minutos luego de romper el hervor.

P1050138

Verter en una cazuela de barro. Colocar las rodajas de pan encima de la sopa y espolvorear con el queso gruyere rallado.

Llevar al horno caliente hasta gratinar.

P1050139

TARTA RÚSTICA DE PERAS

4 peras

1 T harina

1 T azúcar rubio

100 g manteca

3 huevos

Cortar las peras en cuartos y colocar en una fuente enmantecada donde se servirá la tarta.

Mezclar la harina con el azúcar y espolvorear las peras.

P1050130

Batir ligeramente los huevos y verter sobre las peras con harina y azúcar.

Verter la manteca derretida por encima de toda la mezcla.

P1050132

Terminar espolvoreando con un poco más de azúcar rubio.

Llevar a horno precalentado a 180ºC hasta que esté dorada y las peras cocidas.

Se puede servir con helado de vainilla, crema, etc.

P1050136

 

¿Quién dijo que las lentejas son sólo para el invierno? Les voy a dejar una receta deli de una ensalada de lentejas con arroz integral, tomate y cilantro que almorcé hace unos días. La probé por primera vez en lo de mi amiga Nati, con arroz blanco y perejil, pero tenía arroz integral y cilantro y quedó buenísima también.

Podemos preparar el arroz y las lentejas con anticipación y armarla en el momento, o dejarla preparada para llevar al trabajo y comer algo súper sano y nutritivo.

ENSALADA DE LENTEJAS

1 taza de lentejas

1 taza de arroz integral

2 tomates

cilantro fresco a gusto

Las lentejas deben remojarse en el doble de su volumen de agua durante 8 horas. Luego deben deshechar el agua, llenar una olla con agua y hervirlas hasta que estén tiernas. Si tienen a mano, o quieren comprar, es recomendable que agreguen al agua de cocción un trozo de alga (kombu o wakame preferiblemente), para mejorar la digestibilidad de las legumbres.

Al mismo tiempo pueden ir preparando el arroz. El arroz integral tiene una relación agua-arroz diferente a la del arroz blanco, así que deberán colocar por una taza de arroz integral, dos tazas y media de agua.

Luego que las lentejas estén cocidas y el arroz listo, verter en una fuente e incorporar los tomates picados en cubitos chiquitos. Condimentar y agregar el cilantro a gusto.

Espero que la disfruten, a mi me encanta!

 

Es fascinante hacer pan casero: ver cómo el fermento y la masa crecen, es único. Hay tantas variedades de pan que uno nunca puede aburrirse. Podemos probar varios tipos y luego repetir nuestros preferidos.

En esta oportunidad, probé un pan blanco de semillas que sirvió de cena de un viernes de noche, desayuno con mermelada y queso crema al día siguiente y de merienda, para hacer sandwiches, el domingo.

Este pan de semillas es una receta de Juliana López May, pero cambié las semillas que propone la chef, por las que tenía en mi casa. Esta receta da para dos panes. Como les decía, el primero lo comí con aceite de oliva, tomate y sal y unas hojitas de albahaca en la noche del viernes, y el segundo, el domingo siguiente que vino mi familia a casa y lo corté en rodajas para hacer sandwiches con jamón y queso.  Para mantenerlo fresco, esperé a que enfriara y lo envolví en papel film. Se mantuvo perfecto.

PAN DE SEMILLAS (2 panes)

Para la esponja:

1 T de agua tibia

25 g de levadura fresca

1/2 T de harina

Para la masa:

800 g harina

275 g semillas (sésamo integral, lino dorado y chía)

10 g sal fina

Aceite de oliva

Agua

Hacer la esponja poniendo en un bowl la harina, la levadura y el agua tibia más una cucharada de azúcar blanco.

Dejarlo aproximadamente 15 minutos hasta que veamos que la levadura empezó a actuar.

Colocar en un bowl la harina, las semillas y la sal. Hacer un hueco en el centro y poner la esponja junto con el aceite de oliva e ir incorporando agua tibia hasta formar una masa suave y lisa.

Terminar de amasar en la mesada. Dejar descansar por 30 minutos, volver a amasar y darle forma a los panes. Cocinar en horno fuerte por 30 minutos.

Como les prometí, les voy a pasar la receta del Spaghetti alla Carbonara que cenamos el sábado pasado y la creme brulee de Earl Grey, que fue el postre.

La receta de la pasta la saqué de Jamie Oliver de su libro “La Cocina Italiana de Jamie”, que fue un regalo de cumpleaños del divino de mi marido.

SPAGHETTI ALLA CARBONARA (para 6p)

Aceite de oliva

6 fetas de panceta

Sal marina y pimienta negra recién molida

700 g spaghetti

6 yemas de huevo

150 ml de crema de leche

150 g queso parmesano

Ralladura de un limón

Perejil

Aceite oliva extra virgen

Calentamos una sartén grande y echamos un chorro de aceite de oliva donde saltearemos la panceta hasta que esté dorada. Mientras tanto ponemos agua a calentar con sal y hacemos la pasta al dente.

Cuando cocino con aceite de oliva, ya sea salteando vegetales o en panes, uso aceite de oliva común, la que no dice nada, ni virgen ni extra virgen. Pero para comer crudo en pastas o ensaladas, compro extra virgen.

En un bowl, batir las yemas, la crema, la mitad del parmesano, la ralladura de limón (no saben qué rico queda el limón en esta preparación!) y el perejil.

Cuando la pasta esté pronta, antes de colarla, reservamos una taza, más o menos, del líquido de cocción y la colamos. Luego incorporamos la pasta a la mezcla de yemas y revolvemos bien. Pasamos todo a la olla donde hicimos la pasta o a donde vayamos a servirla e incoporamos la panceta. En caso que esté demasiado espesa la mezcla, le agregamos un poco del líquido de cocción que separamos (yo lo usé casi todo).

Para servir agregar queso parmesano, pimienta negra recién molida y un buen chorro de aceite de oliva extra virgen.

CREME BRULEE DE EARL GREY (para 6p)

1/2  T de azúcar

2 T crema de leche

3 cdas de té en hebras Earl Grey

5 yemas

Disponer la crema de leche en una cacerola y llevar a hervor.

Retirar del fuego, agregar el té y dejar reposar por 5 minutos.

En un bowl batir las yemas con el azúcar. Verter sobre esta mezcla la crema de leche colada (para sacar las hebras de té) y mezclar bien.

Rellenar los moldes individuales y cocinar a baño María en un horno precalentado de 160ºC por 40 minutos.

Podemos hacer las cremas con anticipación y guardarlas en la heladera hasta el momento de servirlas. Antes de llevarlas a la mesa, espolvorear la superficie con azúcar y quemar con un soplete o plancha de hierro hasta que caramelice.

El sábado pasado vinieron amigos a cenar a casa. El menú fue focaccia de calabaza con humus, spaghetti alla carbonara y de postre, creme brulee de “Earl grey”. La noche fue un éxito. No podía ser de otra manera con tan buena compañía.

Les quiero dejar todas las recetas pero, primero les paso la de la focaccia y el humus, porque sino me va a quedar un post demasiado extenso.

La receta de este pan es de Juliana López May, de su programa “La huerta en tu casa” de Elgourmet.com. La verdad es que en la página no aparece completo el procedimiento, así que les voy a contar cómo la hice yo.

Para que la levadura trabaje bien, es muy importante la temperatura del agua donde vamos a disolverla, que tiene que estar tibia, ni fría ni caliente, tibia y que le demos algo para que se “alimente”, que puede ser azúcar o miel. Tengan esto en cuenta, y denle tiempo a la levadura a que actúe (no sean ansiosos).

FOCACCIA DE CALABAZA

Aceite de oliva

Agua tibia

1 ajo asado

1/2 kg de harina

Harina integral

1 cda de té de sal fina

30 g de levadura fresca

1 cda de miel

400 g de puré de calabaza

Romero

Semillas de calabaza

Sal gruesa

Disponer la harina en forma de corona y espolvorear con sal fina.

En el centro deshacer la levadura y poner la miel y el agua tibia.

Dejar el fermento leudar durante 15 minutos aproximadamente, hasta que forme una espuma (como en la foto).

Comenzar a mezclar con la mano desde adentro hacia afuera, agregando aceite de oliva y el puré de calabaza y ajo. El puré le va a dar mucha humedad a la masa, así que no vamos a tener que ponerle mucho aceite de oliva pero a medida que vayamos agregando la harina integral (yo usé dos tazas más o menos), vamos a ir equilibrando la masa con el aceite, controlando que no quede muy seca porque sino luego de cocida va a quedar apelmazada.

La receta original marca mezclar primero las harinas con la sal, realizar la corona, después unirla con el fermento, agregar el aceite de oliva y luego el puré. La cuestión es que al no saber cuánta harina integral llevaba el pan, preferí ir agregándola a ojo. Pero si quieren pueden arrancar de esta manera.

Luego de amasar y lograr una masa suave, dispongan el bollo en un bowl tapado con un repasador en un lugar cálido de la cocina, que no esté donde haya corriente. Cuando las masas tienen harina integral, no tenemos que amasar mucho.

Déjenla reposar por una hora aproximadamente, o hasta que duplique su volumen.

Cuando esté lista la masa, la colocamos en una asadera y la volvemos a dejar leudar por 15 minutos.

Luego la desgasificamos (presionándola levemente con los dedos), le rociamos aceite de oliva, el romero, las semillas de calabaza y la sal gruesa y la llevamos a un horno de 180º C por 25 minutos aproximadamente.

HUMUS

1 lata de garbanzos

1 diente de ajo

1 cdita de tahine (pasta de sésamo)

jugo de medio limón

aceite de oliva

pimentón

Procesar los garbanzos con el diente de ajo. Luego agregar el tahine y el jugo de limón.

Al momento de servir, rociar con aceite de oliva y pimentón.