Archives for category: Uncategorized

Hoy les voy a dejar la receta de una tarta que hice ayer. Entiendo que una tarta es algo básico, pero tengo que compartir la masa integral más rica que he probado (juro que probé muchas) y de paso les cuento del relleno que quedó deli. Una variante para el relleno es cambiar el queso cremoso por alguno de cabra. Yo no tenía en el momento y usé un port salut, pero seguro queda mejor con queso de cabra.

MASA INTEGRAL:

1 huevo

1/2 T aceite de oliva

1/2 T agua

1 cdita sal

2 1/2 T harina integral

1/2 T almidón de maíz

3 cditas polvo para hornear

Mezclar el huevo, el aceite, el agua y la sal. Agregar la harina. Estirar la masa y espolvorear con el almidón y el polvo de hornear. Doblar en zeta, como si fuéramos a hacer una masa de hojaldre, y amasar.

Disponer la masa en el molde, pinchar y llevar a horno fuerte por cinco minutos.

RELLENO

1 berenjena

1 zucchini

1 tomate

queso cremoso

aceitunas negras

1 cda queso blanco

2 huevos

Cortar el zucchini y la berenjena en cubos. Disponer sobre la masa. Batir los huevos con el queso crema y verter sobre las verduras. Cortar el tomate en cubos y colocarlo en el relleno. Agregar las aceitunas negras en mitades y el queso en cubos.

Llevar a horno medio hasta que se dore bastante el relleno.

Al sacarlo colocar unas hojitas de albahaca fresca.

image image

 

 

 

Advertisements

Ayer se me ocurrió hacer estas cazuelitas para el almuerzo. Las comimos con unas hamburguesas de quinoa y mijo de Oro Verde.

Quedaron riquísimas y las hice en 20 minutos más horno. Les recomiendo que las prueben.

INGREDIENTES (4p)

1 cebolla colorada

1 atado de espinacas

3 cdas de queso crema

4 huevos

sal y pimienta negra

queso parmesano

Dorar la cebolla picada en aceite de oliva. Agregar la espinaca, sal, pimienta y el queso crema. Mezclar bien. Repartir en cazuelitas o bowls aptos para horno y romper sobre cada una, un huevo. Rallar queso parmesano por encima y llevar a horno fuerte hasta que el huevo esté cocido.

image Read the rest of this entry »

Luego de varios meses sin postear, comparto con ustedes esta receta riquísima. Se trata de una torta idealmente para tomar con un té o café. Sin probarla antes, la pensé como postre acompañada de un helado de chocolate amargo, pero la realidad es que el helado era demasiado fuerte y no se sentía el gusto a la torta. Por eso les recomiendo comerla sola o con un queso crema batido o una crema a medio punto.

La preparación es facilísima y el resultado vale la pena. Además no tiene harina.

INGREDIENTES:

1 T almendras

1 T harina de almendras

1 lata de leche condensada

6 huevos

1/2 cda de té de polvo para hornear

un puñado de almendras laminadas

PROCEDIMIENTO

Licuar todos los ingredientes (menos el polvo para hornear) incorporando los huevos de a uno. Luego incorporar el polvo para hornear y batir por última vez.

Verter en molde enmantecado y enharinado. Disponer las almendras en láminas y llevar a horno precalentado a 180 grados por aproximadamente 45 minutos.

Read the rest of this entry »

Hace unos meses me prohibieron comer azúcar. No es algo definitivo, pero me tengo que cuidar para evitar que sí lo sea.

Siempre me definí como una persona “dulcera” y sin embargo me di cuenta que lo que más me cuesta es moderar mi ingesta de harina más que de azúcar.

En el mercado hay ofertas ricas sin azúcar. En mi opinión son difíciles de encontrar, pero existen. Pero lo más complicado es encontrar productos 100% integrales (que es lo recomendable comer cuando hay que nivelar el azúcar en el cuerpo). El color de la masa 100% integral es marrón y es granulada. Si es blanca con manchitas marrones es mezcla de harina blanca con integral.

Desde ya advierto: olvídense de probar algo sin azúcar y sentir que parece con. A la mayoría de las comidas sin azúcar se les siente el sabor al edulcorante.

En casa uso stevia. Tiene un sabor muy particular y tiendo a usar mucho menos de lo que sugiere el envase. Pero se trata de gustos. Yo intento no sentirle el sabor al edulcorante, pero considero que cada uno debe probar y ajustar la medida de edulcorante. Una relación que yo encontré y me gusta es a 1 taza de azúcar, sustituirla por 1 cda (sopera) de stevia. Pero insisto, es a prueba y error.

Espero que les guste esta torta:

1 1/2 T harina integral

2 cditas polvo para hornear

1/3 cda stevia

2 huevos

2/3 T queso crema

1/2 T aceite de oliva

1 cdita vainilla

2 manzanas verdes

pasas de uva

nueces

manteca

Mezclar los huevos, el queso crema, el aceite, la stevia y la vainilla. Agregar la harina y el polvo para hornear. Verter en molde enmantecado y enharinado.

Pelar las manzanas y cortarlas en gajos finos. Disponerlas sobre la masa. Disponer las nueces en cuartos, pasas y cubitos de manteca sobre las manzanas. Y finalmente, espolvorear con canela.

Llevar a horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 60 minutos.

image

image

Este fin de semana probé estas galletitas que me parecieron ideales para el brindis de Navidad o Año Nuevo junto con el clásico pan dulce o panettone.

Son súper sabrosas y fáciles, así que les recomiendo que las prueben para estas fiestas.

Ingredientes: (para 48 unidades aproximadamente)

500 g harina

1 cdita polvo de hornear

1 cdita bicarbonato de sodio

1 1/2 cdita jengibre en polvo

1 1/2 cdita canela en polvo

150 g manteca

175 g azúcar rubio

1/2 T miel

1 huevo

Para el glasé:

1 clara

150 g azúcar impalpable

Perlitas para decorar

Procedimiento:

Tamizar la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y las especias en un bowl.

Colocar la manteca, el azúcar y la miel en una ollita. Calentar hasta que se derrita todo y esté integrado.

P1040773

Quitar del fuego y agregar el huevo.

P1040774

Mezclar bien e incorporar esta preparación a la harina.

P1040775

Mezclar hasta que se forme la masa. Envolver en papel manteca y llevar a la heladera por 30 minutos. Retirar de la heladera y estirar sobre el papel hasta que la masa quede de 4 mm aproximadamente.

P1040777

Cortar las galletitas con cortapastas.

Llevar a horno precalentado a 180ºC por 7 minutos. Retirar y enfriar en rejilla.

P1040779

Para hacer el glasé, mezclar la clara con el azúcar.

P1040780

Bañar las galletitas con el glasé cuando estén frías y decorarlas con perlitas plateadas.

P1040781

P1040782

 

Ayer de noche cené este arroz. Es muy fácil y práctico, ya que todos sus ingredientes son cosas que podemos tener preparadas de antemano. Yo tenía arroz integral cocido y unas hojas frescas de espinaca en mi heladera, y unas nueces pecan tostadas con curry en mi alacena*.

Primero, blanquée las espinacas. ¿Se acuerdan cómo? Luego de lavarlas, las llevamos a agua hirviendo por un minuto e inmediatamente a agua helada para interrumpir la cocción. Después calenté el arroz y piqué un puñado de nueces. Armé mi porción y la terminé con un chorrito de aceite de oliva.

* Nueces tostadas con curry: Para 150 g de nueces. Mezclarlas con una cucharada de curry, una cucharadita de sal fina, pimienta negra molida y una cucharada de aceite de oliva. Tostar a fuego muy bajo durante unos minutos hasta sentir aroma a tostado. (Ojo, que no se quemen.)

El domingo pasado fue el bautismo del más pequeño de mis sobrinos e hice cupcakes de postre para el festejo.

Se me ocurrió hacerlas de chocolate rellenas de dulce de leche y con un baño de merengue en lugar del clásico de manteca, ya que en esta oportunidad, me parecía demasiado.

Volví a utilizar la receta de mi amiga Car pero su versión de chocolate. Y, para el baño, usé la receta del libro del Crandon de “Baño ornamental” ya que parecía el indicado para decorar estas cupcakes.

INGREDIENTES

350 g harina 0000

80 g cacao

2 cdas de té de polvo de hornear

225 g de manteca

400 g de azúcar

4 huevos grandes

250 ml de leche

1 cdita de vainilla

Dulce de leche

Precalentar el horno a 180ºC por 10 minutos por lo menos.

Colocar los papeles de cupcakes en el molde.

Batir con batidora eléctrica la manteca y el azúcar hasta que esté cremoso.

Agregar la vainilla, y los huevos de a uno y batir antes del siguiente.

Alternar la harina, el cacao y el polvo de hornear cernidos con la leche a razón de 1/3 de harina, 1/2 de leche, para terminar con la harina.

Verter masa en los moldes hasta 1/3 de su altura.

Poner una cucharadita de dulce de leche.

Cubrir con masa hasta completar los 3/4 de la altura del molde.

Llevar a horno durante 20 minutos.

Retirar del horno y enfriar en rejilla.

BAÑO “ORNAMENTAL”

2 T azúcar

1 T agua tibia

3 claras

1 cdita de vainilla

1/2 cdita de cremor tártaro

Disolver el azúcar con el agua en una olla a fuego bajo y hacer un almíbar hasta punto hilo (es el punto en que, al dejarlo caer desde la cuchara, se corta y tiende a subir sutilmente).

Batir las claras con la vainilla y el cremor tártaro hasta medio punto y luego verter en forma de hilo el almíbar. Cuando se hayan formado picos, apagar la batidora, colocar el baño en manga y decorar las cupcakes.

Hoy les voy a dejar lo que creo será el último post de recetas del año, ya que el 23 me voy de viaje y seguramente todo lo que escriba sea acerca de lugares que visito y cosas que pruebo, y no tanto de platos que cocine.

Hace unos años experimenté por primera vez hacer panettone casero para las fiestas y les confieso que es un camino de ida. No les voy a mentir, porque no es algo rápido, pero no es para nada engorroso y el resultado vale la pena. Una vez que prueben y hagan un panettone casero, les juro que no van a volver a comprar jamás uno que no lo sea. Obviamente que podemos comprar panettones caseros deliciosos, pero quiero motivarlos a que aprovechen que este año el 24 y el 31 caen sábado, se levanten temprano y sorprendan a sus familiares y amigos con un rico pan dulce caserísimo.

Además, les dejo un budín navideño adaptado a nuestro clima.

Feliz Navidad para todos!

PANETTONE AL CHOCOLATE

Esta receta es de Donato de Santis y fue publicada en el primer número de la revista de ElGourmet.com en el 2004. Desde que la hice, no pude probar otras… es muuuy buena.

55 g levadura fresca

480 ml agua tibia

170 g azúcar impalpable

25 g miel

6 yemas

ralladura de 2 limones

10 ml de agua de azahar

15 g sal

1.200 g harina

225 g manteca suave

200 g pasas de uva rubias

230 g chocolate amargo

Manteca y yema para pincelar.

Disolver la levadura en el agua tibia.

En otro bowl mezclar el azúcar con las yemas y la miel. Agregar el agua de azahar, la ralladura de limón y la sal. Mezclar e incorporar a la mezcla de levadura y agua tibia.

Aparte cernir la harina e incorporarla a los líquidos junto con la manteca.

Formar un bollo suave y dejar leudar hasta que duplique su volumen.

Luego, estirar, disponer las pasas y el chocolate picado y amasar para que se incorporen los ingredientes.

Separar en bollos (en este caso lo separé en tres, pero pueden ser más dependiendo de los moldes de papel que tengan), amasar en forma de cilindros y poner en los moldes. (En esta oportunidad, pincelé los moldes de papel con manteca para que me fuera fácil removerlos porque no quería servir los panes con los moldes.)

Dejar leudar nuevamente.

Pincelar la superficie de los panettone con yema. Luego cortar en cruz y levantar en “picos” los cortes realizados. Disponer un cubo de manteca en el centro.

Llevar a horno precalentado a 170ºC por 80 minutos o hasta que estén dorados.

BUDÍN NAVIDEÑO DE FRAMBUESAS, MORAS Y CHOCOLATE BLANCO

200 g manteca

1 T azúcar

1 cda jugo de limón

1 cdita ralladura de limón

4 huevos

2 1/4 T harina

1/2 cda polvo de hornear

1/2 cdita sal

1 taza de frambuesas y moras

150 g chocolate blanco

Batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar de a 2 cdas el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el jugo y ralladura de limón. Agregar los huevos de a uno y batir luego de cada adición.

Cernir la harina junto con el polvo de hornear y la sal e incorporar a la mezcla anterior. La masa debe quedar suave.

Mezclar media cucharada de harina a las frutas (para que no queden en el fondo del budín) e incorporar a la masa.

Verter en molde de budín enmantecado y enharinado en horno precalentado a 150ºC por 40 minutos aproximadamente (o hasta que esté dorado y un palito salga limpio al introducirlo en la masa).

Cuando el budín haya enfriado, cubrirlo con el chocolate blanco derretido.

El sábado pasado, mi ahijada festejó su cumpleaños número cinco con sus compañeros de clase. Como la mayoría de las niñas de esa edad, quería tooodo rosado y el “motivo” era Hello Kitty. Mi cuñada me pidió que hiciera cupcakes para el evento, considerando que la mitad de los invitados eran niñas y la otra mitad niños, así que me aventuré a hacer 48 cupcakes para la celebración.

Luego de una corta visita de mi amiga Carla a Montevideo, mientras conversábamos, le comenté de esta tarea y compartió conmigo una receta de cupcakes que había aprendido en un curso en Ginebra, donde está viviendo en este momento.

La receta es riquísima. Y el resultado fue un éxito! Los dejo con el paso a paso y las imágenes.

CUPCAKES DE VAINILLA (para 24 unidades)

Ingredientes:

450 g harina

2 cdas de polvo de hornear

225 g manteca

400 g azúcar

4 huevos grandes

250 ml leche

1 cdita vainilla

Moldes de papel para cupcakes

Crema de manteca a la americana:

225 g manteca

500 – 600 g azúcar impalpable tamizada

10 ml leche

2 cditas de vainilla

Colorante

Lámina comestible de “Hello Kitty”

Pastillas, grageas, etc.

Manga para decorar

Para las cupcakes:

Precalentar el horno a 180ºC por 10 minutos por lo menos.

Colocar los papeles de cupcakes en el molde.

Batir con batidora eléctrica la manteca y el azúcar hasta que esté cremoso.

Agregar la vainilla e incorporar bien.

Agregar los huevos de uno e incorporar bien luego de cada adición.

Alternar la harina y el polvo de hornear con la leche a razón de 1/3 de secos, 1/2 leche, 1/3 secos, etc, para terminar con harina.

Verter la masa en los moldes hasta 3/4 de los mismos.

Llevar a horno durante 20 a 25 minutos.

Retirar del horno y enfriar en rejilla.

Para la crema de manteca:

Con ayuda de un batidor eléctrico, mezclar la manteca con la leche, la vainilla y la mitad del azúcar impalpable hasta conseguir una mezcla bien lisa.

Ir agregando de a poco el resto del azúcar impalpable, batiendo luego de cada pequeña adición. Debemos lograr una mezcla suave pero no líquida. Al terminar incorporé el colorante, unas gotitas de rojo para las niñas y otras de azul para los varones. Por la cantidad de manteca que tenía el baño, el azul terminó siendo un verde azulado, pero quedó divertido también.

Se puede llevar a la heladera hasta tres horas antes de usar, ya que debe estar a temperatura ambiente para utilizarlo sobre las cupcakes.

Para decorar:

Pueden comprar mangas descartables, que rondan los $12. Yo compré dos, una para cada color. Para utilizarlas, primero tienen que colocarle el baño, y luego lo llevan a 2 o 3 cm más o menos de la punta. Tienen que liberar la zona más alta, la abierta, para tornearla o cerrarla, y colocan la mano ahí. Luego cortan la punta de la manga, de acuerdo al grosor que deseen para decorar y van presionando de a poco y decorando las cupcakes. No sujeten la manga por el medio, porque el baño saldrá por arriba, por eso es importante el primer paso previo a cortar la salida de la crema.

Luego pueden colocar una lámina, como en este caso, o grageas de colores y pastillitas, que salen más o menos $26 cada bolsa. Yo utilicé una bolsita de colores para las 24 cupcakes verdes y media de corazones para las rosadas.

Para almacenar las cupcakes, lo ideal es hacerlo por separado. Las cupcakes cocidas por un lado, en un recipiente hermético (fuera de la heladera) y la crema por otro lado en otro recipiente hermético en la heladera. Es conveniente armarlas el día que se van a consumir, pero pueden guardarse armadas en la heladera herméticamente durante dos días más o menos.

Tips:

– Los moldes de papel, grageas y mangas (entre otras mil cosas) se pueden conseguir en Jorge Aguiar y Asociados y en Zanetti (Aquí es donde yo compro en general, obviamente debe haber un montón de otros lugares). Y las láminas comestibles también se mandan a hacer en Zanetti o en Effa’s Party. Pueden hacerse individuales, como en éste caso o más grandes para tortas enteras. (Sé que en esta última empresa también venden moldes de papel y grageas, pero nunca fui, ya que quién se encargó de las láminas fue mi cuñada.)