Archives for category: Hora del Té

Hoy tuve la dicha de compartir el almuerzo con mis compañeras de trabajo. Una de ellas había sugerido conocer “No es pecado” así que allí fuimos.

Se trata de un pequeño restaurant con un ambiente cálido y colorido ubicado en St. Gobain 1635 entre Costa Rica y Potosí.

IMG_3030

 

IMG_3031

IMG_3039

La carta se divide en ensaladas, sandwiches y wraps, platos calientes y postres. Y para tomar, hay refrescos, agua y aguas saborizadas caseras.

Los precios rondan los $150 las ensaladas, sandwiches y wraps $180, platos calientes entre $300 y $500 (salmón, por ejemplo) y postres $120-$150. Siempre hay una sopa del día y una tarta que se puede pedir con ensalada de verdes.

IMG_3037

FullSizeRender (1)

IMG_3044

Destaco que todas las ensaladas eran bien diferentes y tentadoras (algo que cuesta en general encontrar, ya que hay un furor del “colchón de verdes”). Algunas clásicas con un giro como la capresse y otras con cous cous, alcauciles o langostinos. Los platos eran muy ricos. Los presentes en nuestra mesa fueron salmón ahumado, ñoquis de boniatos con mozzarella y salsa de azafrán, sandwich de bondiola y risotto de zapallo, queso azul y pistachos. En el caso del risotto, me encantó la combinación de sabores, pero soy fanática de este plato y debo decir que le faltaba punto. Los postres fueron un éxito y también me gustó la variedad. Había creme brulée, volcán de chocolate, membrillos en almíbar con helado de mascarpone, cheesecake, mini lemon pie y tarteleta de manzana.

“No es pecado” abre de 12 a 20 hs de martes a sábado y es muy acogedor. Tiene pocas mesas por lo que tal vez conviene reservar.

 

Advertisements

Hace un año -a cinco días del civil de mi hermana- caminando con mi madre por Chucarro me encontré por casualidad con “La Petite Patisserie de Flor”. Vi el local y recordé haber probado algo de allí en un cumpleaños. Entonces cruzamos, compramos una variedad de cosas y nos llevamos el teléfono de Flor.

IMG_2471

Todo estaba delicioso. En su momento probamos scones, brownies, alguna mini torta, wraps y tartas… y quedamos fascinadas. Enseguida llamamos a Flor y, a pesar de la celeridad, accedió amablemente a hacer el catering del civil de mi hermana. Todo salió de maravillas y desde ese momento, es la primera persona en la que pensamos si tenemos algún evento.

En el local la propuesta está dirigida más que nada a la hora del té, con algunas opciones riquísimas para almorzar (por ejemplo wraps, tartas, empanadas). Está decorado con delicadeza y buen gusto con dos mesas para comer adentro y otro tanto para sentarse afuera.

Wraps, tartas, scones rellenos, cupcakes, brownies

IMG_2464

IMG_2466

IMG_2465

IMG_2461

IMG_2463

Las porciones son grandes y los precios aproximados, los siguientes:

-brownies (hay tres tipos), promedio $100

-pasta frola $75

-mini tortas (cheese cake, lemon pie, etc), $70

-scones de queso rellenos con lomito y queso (muuuuy recomendados), $45

-tartas saladas $120

Pueden pasar por el local y sacarse un antojo u organizar un evento y contratar su servicio de catering.

ADVERTENCIA: Todo es rico.

“La Petite Patisserie de Flor” está en Chucarro 1114 casi Masini.

Tels: 2709 7806/ 099 663 833

www.florbarros.com

Petite Patisserie de Flor – Facebook

IMG_2467 IMG_2468 IMG_2472

 

 

Este domingo nuevamente hubo torta o “tolta”, según Eva, en casa. Cuando hay niños, vale la pena aún más dedicarle un ratito a cocinar. Mi hija es chica todavía, pero ya va captando un montón de cosas como a observar y respetar los procesos así como los tiempos. Esta vez aprovechamos unas manzanas que teníamos y un poco de crema doble que había en la heladera e inventamos una torta.

La nombré “semi-integral” porque no usé 100% harina integral, sino 50-50. Como les decía fue un invento, así que espero no errarle a las cantidades que usé.

1 T crema doble

1 huevo

1 T azúcar mascavo (o rubio)

1 cucharada sopera y muy panzona de miel

1 T harina blanca

1 T harina integral

1 cda de té de polvo de hornear

1 cdita canela

1 cdita sal

Agua cantidad necesaria (yo usé media taza)

3 manzanas medianas

Batir la crema doble y agregarle el huevo, el azúcar y la miel. Luego incorporar los secos y seguir batiendo. Agregar el agua hasta obtener una mezcla suave.

Cortar las manzanas en cubos pequeños y espolvorearlas con harina. Luego, incorporarlas a la masa.

Verter en molde enmantecado y enharinado y cocinar en un horno precalentado a 180ºC durante 45 minutos aproximadamente.

Dejar enfriar, desmoldar y espolvorear con azúcar impalpable.

IMG_1864

IMG_1866 IMG_1865

 

Hoy hice esta torta para tomar la merienda con mi marido y mi hija. Me pareció interesante tratar de lograr un resultado un poco más saludable que una torta clásica. Pueden hacerla con cacao o cambiar la vainilla por ralladura o hacer los ajustes que quieran. Si bien tiene manteca y hay que moderar su consumo, es un producto natural que sabemos de dónde viene y qué es. Obviamente que engorda, tiene grasa y no hay que comer todos los días, pero todos tenemos derecho a comernos una torta de vez en cuando. Mucho mejor si es casera e integral, y si en vez de azúcar blanco, usamos azúcar mascavo y miel. Espero que les guste.

120 g manteca

1 T o 200 g azúcar mascavo (o azúcar rubio)

1 cda sopera panzona de miel

2 huevos

3 1/4 T o 260 g harina integral de trigo

3 cditas polvo de hornear

1/2 cdita sal

1 1/4 T o 310 ml leche

1 1/2 cdita vainilla

Batir la manteca hasta que esté blanda. Incorporar el azúcar en dos partes batiendo entre cada adición y luego incorporar la miel. Agregar los huevos de a uno mientras se continua batiendo. Cernir los secos por un lado y mezclar la leche con la vainilla por otro. Alternar los secos con los líquidos para incorporar a la mezcla (terminar con los secos). Verter en un molde previamente enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 40 minutos. Pueden hacerle un glasé o espolvorearla con azúcar impalpable y rellenarla con alguna mermelada, o comerla “solita” como lo hicimos en casa.

IMG_1478

Este pan es muy popular en Estados Unidos y va ganando lugar en varios locales de comidas acá también. En general se rellena y se lo conoce por estar presente a la hora del brunch, pero bien se puede disfrutar como almuerzo o merienda. Además, es uno de los preferidos de mi marido y es por eso que lo preparé este domingo.

La verdad es que venía pateándolo para adelante porque el tema de la doble cocción me daba un poco de pereza. Pero una vez que lo hice, les cuento que son una pavada y el paso de hervirlos, previo al horno, es súper rápido y sencillo.

Como todos los panes, lo que necesita es dedicación y cariño. No es necesario que estemos permanentemente mirándolo. Se hace, se deja leudar, volvemos a amasar, dejamos unos minutos más y horno. Que sean varios pasos y que lleve tiempo de espera, desanima un poco, pero yo los aliento a que prueben hacer panes caseros, ¡son mucho más ricos y es muy gratificante!

INGREDIENTES (para 12 panes grandes)

1 kg harina

50 g levadura

25 g sal

550 ml agua tibia

100 ml aceite de oliva

1 huevo (para pintar)

semillas (en este caso, de sésamo)

Formar una corona con la harina sobre la mesada. Espolvorear la sal por el borde. En el centro, deshacer la levadura y agregar el agua y el aceite. Empezar a amasar desde adentro hacia afuera.

Si no están muy duchos con el tema de amasar, les sugiero poner los ingredientes en un bowl grande en lugar de sobre la mesada, porque es fácil que se escape el agua fuera de la corona y hagamos un gran enchastre.

Luego de incorporar los ingredientes y amasar hasta formar un bollo liso, dejar leudar en un bowl tapado hasta que duplique su volumen.

P1060826

P1060828

P1060829

Luego quitar el aire y cortar en 12 porciones. Formar los anillos y dejar leudar nuevamente.

P1060830

Para realizar la primera cocción, calentar agua en una olla y cuando esté hirviendo poner los panes durante un minuto y reservar. Luego pintar con un huevo batido y ponerles las semillas que hayan elegido.

Llevar los panes a horno precalentado a 200ºC durante 20 a 30 minutos, dependiendo del horno.

Estos panes se pueden rellenar como más les guste, desde manteca, jamón y queso hasta queso crema con ciboulette y salmón ahumado. ¡Espero que los prueben!

P1060833

P1060834

 

El martes pasado hice una tarta de ciruelas para mis amigas con una variante ya que una de ellas no puede comer gluten.

La masa quedó deliciosa. Les recuerdo que no tiene gluten, pero no por eso es light o bajas calorías.

Ingredientes:

1 1/2 T harina de arroz integral

3/4 T harina de almendras

100 g azúcar impalpable

100 g manteca

1 huevo

Unir todos los ingredientes. Dejar descansar la masa por 20 minutos en la heladera.

Colocar en el molde a utilizar sin necesidad de enmantecar ni enharinar porque de por sí la masa tiene bastante manteca. Pinchar y llevar a horno precalentado a 180ºC por 10 minutos. Luego, disponer las ciruelas (o el relleno que utilicen) y llevar otros 10 a 15 minutos al horno.

IMG_0804

De yapa, les dejo un trago facilísimo y muy fresco que hice ese mismo día. Se basa en vino blanco, melón y menta.

Ingredientes:

1 botella de Chardonnay

1 melón

1 buen puñado de menta

150 g azúcar rubio

Hielo

Colocar todos los ingredientes menos el hielo en una licuadora y mezclar. Luego agregar el hielo y llevar a heladera. ¡Servir bien frío!

Hoy estrené mi horno tempranito haciendo un pan casero. Estuve leyendo un poco acerca de distintas harinas y hoy experimenté con estas… ¡Y fue un éxito!

Pan integral con harina de centeno y de cebada

15 g levadura fresca

1 cdita azúcar rubio

1 T agua tibia

2 T harina integral

1 T harina de centeno

1 T harina de cebada

1 cda aceite de oliva

1 .5 cditas sal fina

Deshacer la levadura en un bol chico. Agregarle el azúcar y el agua tibia. Dejar reposar durante 10 minutos.

En otro bol mezclar las tres harinas y dejar un hueco en el centro. En el borde de las harinas poner la sal y en el centro, el aceite y la mezcla de levadura. Mezclar integrando los ingredientes de adentro hacia afuera. Una vez que esté todo unido dejar reposar durante una hora en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Tip: Si prenden el horno y ponen la masa sobre la hornalla (¡apagada!), leuda más fácil y rápidamente.

IMG_0374

IMG_0375

IMG_0376

Luego, dar la forma deseada y dejar reposar nuevamente por media hora. Contemplen que estas harinas no crecen como la harina de trigo blanca. Si no quieren que el pan quede un poco chato (como el de la foto), les recomiendo que lo pongan en un molde de budín, por ejemplo.

Después de esta última media hora de reposo, llevar a horno a 180ºC por aproximadamente 25 minutos (depende del horno).

IMG_0383

Hice esta torta para un té de domingo familiar y no quedaron ni las migas. Es deliciosa. Originalmente del libro “Mis sabores preferidos” de Juliana López May, pero con algunas variantes.

Ingredientes:

Jugo de 3 mandarinas

2 T azúcar rubio

1 T aceite

3 huevos

1 cda polvo de hornear

2 T harina 0000

1 T harina integral

pizca de sal

Glaseado de limón: 1/2 T azúcar impalpable, gotas de jugo de limón (es a ojo)

Emulsionar el jugo de las mandarinas con el aceite. Colocar en un bol el azúcar, la mezcla del jugo y el aceite y los huevos, y batir a mano. Mezclar los secos aparte y unirlos con los líquidos.

Verter en molde de budín enmantecado y enharinado. Si tienen el molde de budín grande, les va a quedar perfecto, pero si tienen el chico -típico de budín inglés- les va a sobrar masa. Yo llené un molde chico hasta los 2/3 de la altura y complementé con moldes de muffins.

Cocinar en horno precalentado a 180ºC por 45 minutos (o menos, como siempre, depende del horno). 

Para hacer el glaseado, ir agregando y mezclando cada vez, gotitas de jugo de limón al azúcar impalpable. Una vez que la consistencia sea pesada, pero que se pueda verter, está listo. Se seca enseguida. Si es muy líquido, no queda tan blanco y chorrea más. 

P1060529

Hace un par de fines de semana vinieron amigos a casa a la hora del té. No era la primera vez que hacía estos yo-yos y los repetí porque son un hit. Vale la pena probarlos. Es súper reconfortante cocinar cosas que típicamente compraríamos en una bandejita en la panadería de la esquina y siempre, siempre, son mucho más ricos los caseros que los comprados porque los hacemos con cariño y compramos el chocolate y el dulce de leche que más nos gusta o consideramos ideal para esto.

Para tortas y alfajores compro dulce de leche respostero. Lo prefiero por la consistencia más que nada, porque no me gusta comer un alfajor al que se le caiga el relleno. Prefiero que sea menos líquido, pero es de acuerdo al gusto de cada uno. Si también les gusta el dulce de leche repostero, en los supermercados pueden encontrar de Los Nietitos y de Lapataia. También hay otras marcas que no son estrictamente reposteros, pero son más espesos.

La receta es del libro del Crandon. ¡Que les queden ricos!

YO-YOS

100 g manteca

1/2 T azúcar

1 huevo

1 1/2 T harina

1 1/2 ctas polvo de hornear

pizca de sal

1/4 T leche

1/2 cta vainilla

Batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar de a poco el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el huevo.

Cernir en un bowl los secos y agregarlos a la mezcla de manteca alternando con la leche y la vainilla.

Disponer la masa para hacer las tapas de los yo-yo del tamaño que quieran en una placa enmantecada y enharinada. Yo los hice un poco más grandes que los chicos de panadería y me salieron doce yo-yos (24 tapas).

Llevar a horno precalentado a 190ºC hasta que estén dorados.

Rellenar con dulce de leche y bañar con chocolate.

P1060540

En general me gustan los regalos caseros. No solo me refiero a comida, sino a cualquier cosa que implique un poco de pienso y dedicación para la persona a quien vamos a hacerle el regalo. Muchas veces se nos complica por falta de tiempo y compramos algo divino igual. Pero que hagamos algo con nuestras propias manos le da a los objetos un valor especial.

Debo confesar que no soy muy buena con las manualidades. La gente cree que por ser arquitecta debería tener buena manualidad y ser prolija, y la realidad es que toda la vida odié hacer maquetas, por ejemplo (¡además de que era horrible!).

Para este día de la madre, me armé de voluntad y le hice este regalo casero a mi mamá. Tomé una lata de complemento de bebés, la forré con papel de embalaje beige y con una servilleta estampada. Después, le pasé una cinta y le colgué la tarjetita. Dentro de la lata, le puse papel manteca y los biscotti.

La receta es de Pamela Villar y me pareció muy rica además de fácil. El único tema es que, como dice el nombre, estas tostaditas dulces, llevan una doble cocción. Pero la segunda es súper corta.

BISCOTTI DE ALMENDRAS

50 g manteca

ralladura de 2 naranjas

1 T harina

1/2 T harina de maiz

1 T azúcar

2 huevos

1/2 T almendras picadas

Derretir la manteca y agregarle la ralladura de naranja.

Unir las harinas con el azúcar. Agregar la mezcla de manteca y los huevos. Luegro incorporar las almendras.

P1060417

P1060418

Disponer en molde de budín inglés enmantecado y enharinado. Forrar con papel film y dejar reposar en la heladera por media hora.

Retirar y llevar a horno precalentado a 170ºC por 25 a 30 minutos. Dejar enfriar en rejilla y cortar con cuchillo dentado en rodajas de medio cm aproximadamente.

P1060419

Disponer en placa enmantecada y enharinada y volver a llevar al horno por 5 minutos. Luego dar vuelta los biscotti y llevar al horno por 5 minutos más.

Dejar enfriar en rejilla nuevamente.

P1060421

P1060425