Luego de varios meses sin postear, comparto con ustedes esta receta riquísima. Se trata de una torta idealmente para tomar con un té o café. Sin probarla antes, la pensé como postre acompañada de un helado de chocolate amargo, pero la realidad es que el helado era demasiado fuerte y no se sentía el gusto a la torta. Por eso les recomiendo comerla sola o con un queso crema batido o una crema a medio punto.

La preparación es facilísima y el resultado vale la pena. Además no tiene harina.

INGREDIENTES:

1 T almendras

1 T harina de almendras

1 lata de leche condensada

6 huevos

1/2 cda de té de polvo para hornear

un puñado de almendras laminadas

PROCEDIMIENTO

Licuar todos los ingredientes (menos el polvo para hornear) incorporando los huevos de a uno. Luego incorporar el polvo para hornear y batir por última vez.

Verter en molde enmantecado y enharinado. Disponer las almendras en láminas y llevar a horno precalentado a 180 grados por aproximadamente 45 minutos.


image