Hace casi un año mi hermano menor se recibió de abogado. Mi regalo iba a ser una cheesecake porque es su postre preferido. Sin saber cómo, el regalo se dilató y recién ayer cumplí con mi promesa cuando fuimos a visitar su nuevo hogar.

Esta receta es infalible. Existen muchas recetas de cheesecake, no sólo varían los quesos que se usan sino también los métodos de preparación. Algunas son crudas, otras cocidas. Para mí, la cheesecake es cocida y no lleva gelatina. Les dejo la receta y espero que la prueben porque es muy rica.

INGREDIENTES:

Base:

1 paquete de galletitas de leche o tipo María

80g manteca

Relleno:

350g queso tipo Philadelphia

380g queso crema

220g queso mascarpone

4 huevos

260g azúcar

150g crema doble

Para cubrir:

Mermelada o frutas frescas

PROCEDIMIENTO:

Procesar las galletitas con la manteca. Disponer la mezcla en un molde de base desmontable (yo usé uno nº 26) y reservar.

P1060821

Procesar los quesos. Agregar de a uno los huevos y continuar procesando. Luego, agregar el azúcar.

Batir a punto la crema e incorporar a la mezcla de quesos.

Verter el relleno sobre la base. Forrar el fondo del molde con papel aluminio y tapar también con este papel.

Colocar sobre una asadera y cocinar a baño María en un horno precalentado a 180º.

En mi horno me llevó una hora tapada más 30 minutos sin el papel aluminio de arriba. Pero depende de cada horno. La clave es que el centro no se mueva al intentar sacarla del horno. Taparla durante la primera hora de horno es importante porque sino se va a quemar.

P1060825

Para cubrir la cheesecake usé una salsa de arándanos, moras y maracuyá que había preparado en diciembre para un postre de Navidad y que había congelado (la receta de esta salsa va en el post del postre). Pero pueden usar mermelada o frutas frescas.

IMG_1404

IMG_1408

IMG_1413