Archives for the month of: February, 2015

Mi cuñado ya nos lo había recomendado y mi marido había almorzado acá con él, pero hasta el sábado pasado yo no conocía Pastificio. Hace una semana sin darnos cuenta terminamos en la esquina de Rodó y Blanes cerca de la hora del almuerzo y no pudimos evitar parar a comprar pasta. Teníamos a la beba enferma, así que la única opción era comprar para llevar.

IMG_1507

Pastificio es una planta de fabricación de pastas artesanales ubicada en la esquina de Rodó y Blanes. Se puede almorzar ahí o se puede pedir para llevar a casa, crudo o cocido. También se puede llamar y realizar encargos, pero no tienen servicio de delivery.

IMG_1496

Tienen una variedad de pastas muy interesante y sabrosísima. Todos los rellenos eran tentadores. Nosotros probamos los raviolones de queso de cabra e higos (deliciosos) y los de espinaca, roquefort y castañas de cajú. Ambos valen la pena. Por recomendación de la cocinera (y dueña), los acompañamos con un pesto de tomates secos que estaba bue-ní-si-mo. También había pesto de rúcula, salsa de hongos y fileto.  Las porciones son abundantes -8 raviolones bien rellenos por persona, de hecho no pude terminar la porción- y me pareció que está bien de precio (vean la foto del pizarrón). Nos quedamos con ganas de probar los postres que tenían muy buena pinta. En la vitrina había flan casero y creme bruleé, pero no va a faltar oportunidad de volver.

IMG_1501

IMG_1500

IMG_1497

Además, hacen un pan casero muy rico y tienen hummus y babaganoush. También venden vinos “Artesana” de Canelones y unos delantales espectaculares.

Pastificio vale la pena. Espero que prueben las pastas y me cuenten qué les parecieron.

IMG_1498

IMG_1499IMG_1505

PASTIFICIO

Rodó 2052 esquina Blanes – 2409 0201

Martes a viernes 10 – 19.30 hs

Sábados 10 – 15 hs

Hoy hice esta torta para tomar la merienda con mi marido y mi hija. Me pareció interesante tratar de lograr un resultado un poco más saludable que una torta clásica. Pueden hacerla con cacao o cambiar la vainilla por ralladura o hacer los ajustes que quieran. Si bien tiene manteca y hay que moderar su consumo, es un producto natural que sabemos de dónde viene y qué es. Obviamente que engorda, tiene grasa y no hay que comer todos los días, pero todos tenemos derecho a comernos una torta de vez en cuando. Mucho mejor si es casera e integral, y si en vez de azúcar blanco, usamos azúcar mascavo y miel. Espero que les guste.

120 g manteca

1 T o 200 g azúcar mascavo (o azúcar rubio)

1 cda sopera panzona de miel

2 huevos

3 1/4 T o 260 g harina integral de trigo

3 cditas polvo de hornear

1/2 cdita sal

1 1/4 T o 310 ml leche

1 1/2 cdita vainilla

Batir la manteca hasta que esté blanda. Incorporar el azúcar en dos partes batiendo entre cada adición y luego incorporar la miel. Agregar los huevos de a uno mientras se continua batiendo. Cernir los secos por un lado y mezclar la leche con la vainilla por otro. Alternar los secos con los líquidos para incorporar a la mezcla (terminar con los secos). Verter en un molde previamente enmantecado y enharinado y llevar a horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 40 minutos. Pueden hacerle un glasé o espolvorearla con azúcar impalpable y rellenarla con alguna mermelada, o comerla “solita” como lo hicimos en casa.

IMG_1478

Este pan es muy popular en Estados Unidos y va ganando lugar en varios locales de comidas acá también. En general se rellena y se lo conoce por estar presente a la hora del brunch, pero bien se puede disfrutar como almuerzo o merienda. Además, es uno de los preferidos de mi marido y es por eso que lo preparé este domingo.

La verdad es que venía pateándolo para adelante porque el tema de la doble cocción me daba un poco de pereza. Pero una vez que lo hice, les cuento que son una pavada y el paso de hervirlos, previo al horno, es súper rápido y sencillo.

Como todos los panes, lo que necesita es dedicación y cariño. No es necesario que estemos permanentemente mirándolo. Se hace, se deja leudar, volvemos a amasar, dejamos unos minutos más y horno. Que sean varios pasos y que lleve tiempo de espera, desanima un poco, pero yo los aliento a que prueben hacer panes caseros, ¡son mucho más ricos y es muy gratificante!

INGREDIENTES (para 12 panes grandes)

1 kg harina

50 g levadura

25 g sal

550 ml agua tibia

100 ml aceite de oliva

1 huevo (para pintar)

semillas (en este caso, de sésamo)

Formar una corona con la harina sobre la mesada. Espolvorear la sal por el borde. En el centro, deshacer la levadura y agregar el agua y el aceite. Empezar a amasar desde adentro hacia afuera.

Si no están muy duchos con el tema de amasar, les sugiero poner los ingredientes en un bowl grande en lugar de sobre la mesada, porque es fácil que se escape el agua fuera de la corona y hagamos un gran enchastre.

Luego de incorporar los ingredientes y amasar hasta formar un bollo liso, dejar leudar en un bowl tapado hasta que duplique su volumen.

P1060826

P1060828

P1060829

Luego quitar el aire y cortar en 12 porciones. Formar los anillos y dejar leudar nuevamente.

P1060830

Para realizar la primera cocción, calentar agua en una olla y cuando esté hirviendo poner los panes durante un minuto y reservar. Luego pintar con un huevo batido y ponerles las semillas que hayan elegido.

Llevar los panes a horno precalentado a 200ºC durante 20 a 30 minutos, dependiendo del horno.

Estos panes se pueden rellenar como más les guste, desde manteca, jamón y queso hasta queso crema con ciboulette y salmón ahumado. ¡Espero que los prueben!

P1060833

P1060834

 

Hace casi un año mi hermano menor se recibió de abogado. Mi regalo iba a ser una cheesecake porque es su postre preferido. Sin saber cómo, el regalo se dilató y recién ayer cumplí con mi promesa cuando fuimos a visitar su nuevo hogar.

Esta receta es infalible. Existen muchas recetas de cheesecake, no sólo varían los quesos que se usan sino también los métodos de preparación. Algunas son crudas, otras cocidas. Para mí, la cheesecake es cocida y no lleva gelatina. Les dejo la receta y espero que la prueben porque es muy rica.

INGREDIENTES:

Base:

1 paquete de galletitas de leche o tipo María

80g manteca

Relleno:

350g queso tipo Philadelphia

380g queso crema

220g queso mascarpone

4 huevos

260g azúcar

150g crema doble

Para cubrir:

Mermelada o frutas frescas

PROCEDIMIENTO:

Procesar las galletitas con la manteca. Disponer la mezcla en un molde de base desmontable (yo usé uno nº 26) y reservar.

P1060821

Procesar los quesos. Agregar de a uno los huevos y continuar procesando. Luego, agregar el azúcar.

Batir a punto la crema e incorporar a la mezcla de quesos.

Verter el relleno sobre la base. Forrar el fondo del molde con papel aluminio y tapar también con este papel.

Colocar sobre una asadera y cocinar a baño María en un horno precalentado a 180º.

En mi horno me llevó una hora tapada más 30 minutos sin el papel aluminio de arriba. Pero depende de cada horno. La clave es que el centro no se mueva al intentar sacarla del horno. Taparla durante la primera hora de horno es importante porque sino se va a quemar.

P1060825

Para cubrir la cheesecake usé una salsa de arándanos, moras y maracuyá que había preparado en diciembre para un postre de Navidad y que había congelado (la receta de esta salsa va en el post del postre). Pero pueden usar mermelada o frutas frescas.

IMG_1404

IMG_1408

IMG_1413