Hace unas semanas tuve una degustación de quesos, dulces y vinos en lo de una amiga. Hacía unos meses ella venía organizándola con mucha emoción y el resultado fue una noche espectacular y muy disfrutable. Después de esta noche fantástica, se me ocurrió mostrarles las fotos del evento, ya que la organización de esta anfitriona realmente vale la pena, y darles algunas ideas sobre cómo servir quesos.

IMG-20140831-WA0003

Nosotros acostumbramos comerlos antes del almuerzo o cena, como picada, o como una comida en sí misma; otros eligen comerlos después del postre. Sea en el orden que sea, son deliciosos. Les voy a pasar algunos piques de cómo armar un lindo plato o tabla mezclando quesos y frutas y eligiendo un vino que honre cada combinación.

P1060753

Para conservar quesos, si el consumo es diario, se recomienda mantenerlos fuera de la heladera con un paño humedecido con agua salada. Si no se consume de inmediato el queso, sí guardar en heladera, pero retirarlo 2 horas antes de servirlo.

Algunos quesos siempre se guardan en heladera -más allá del consumo- y son los frescos: mozzarella, feta y ricotta.

P1060745

Algunas ideas para combinar*:

– Queso de cabra semiduro con peras, endivias y pan baguette. Vino: Chardonnay.

– Roquefort con moras, avellanas y radicchio. Vino: Sauvignon Blanc.

– Queso de cabra para untar, damascos secos, miel y pan de nuez. Vino: Champagne.

– Queso feta, hojas de albahaca, tomates secos, aceitunas negras y aceite de oliva. Vino: Sauvignon Blanc.

– Brie con caramelo y nueces. Vino: Merlot.

– Queso de cabra blando con uvas frescas, higos secos, almendras tostadas y pan brioche. Vino: Malbec roble.

P1060746

Otras combinaciones*:

– Membrillo con queso colonia y pan.

– Queso azul con peras caramelizadas.

– Brie con rodajitas de manzana verde.

– Queso parmesano, champignones y espinaca fresca.

– Mozzarella fresca con tomates, olivas negras y albahaca.

P1060750

 

* Fuente: Revista El Gourmet #01, Julio 2006, Edición uruguaya.

Advertisements