Archives for the month of: September, 2014

Hace unas semanas tuve una degustación de quesos, dulces y vinos en lo de una amiga. Hacía unos meses ella venía organizándola con mucha emoción y el resultado fue una noche espectacular y muy disfrutable. Después de esta noche fantástica, se me ocurrió mostrarles las fotos del evento, ya que la organización de esta anfitriona realmente vale la pena, y darles algunas ideas sobre cómo servir quesos.

IMG-20140831-WA0003

Nosotros acostumbramos comerlos antes del almuerzo o cena, como picada, o como una comida en sí misma; otros eligen comerlos después del postre. Sea en el orden que sea, son deliciosos. Les voy a pasar algunos piques de cómo armar un lindo plato o tabla mezclando quesos y frutas y eligiendo un vino que honre cada combinación.

P1060753

Para conservar quesos, si el consumo es diario, se recomienda mantenerlos fuera de la heladera con un paño humedecido con agua salada. Si no se consume de inmediato el queso, sí guardar en heladera, pero retirarlo 2 horas antes de servirlo.

Algunos quesos siempre se guardan en heladera -más allá del consumo- y son los frescos: mozzarella, feta y ricotta.

P1060745

Algunas ideas para combinar*:

– Queso de cabra semiduro con peras, endivias y pan baguette. Vino: Chardonnay.

– Roquefort con moras, avellanas y radicchio. Vino: Sauvignon Blanc.

– Queso de cabra para untar, damascos secos, miel y pan de nuez. Vino: Champagne.

– Queso feta, hojas de albahaca, tomates secos, aceitunas negras y aceite de oliva. Vino: Sauvignon Blanc.

– Brie con caramelo y nueces. Vino: Merlot.

– Queso de cabra blando con uvas frescas, higos secos, almendras tostadas y pan brioche. Vino: Malbec roble.

P1060746

Otras combinaciones*:

– Membrillo con queso colonia y pan.

– Queso azul con peras caramelizadas.

– Brie con rodajitas de manzana verde.

– Queso parmesano, champignones y espinaca fresca.

– Mozzarella fresca con tomates, olivas negras y albahaca.

P1060750

 

* Fuente: Revista El Gourmet #01, Julio 2006, Edición uruguaya.

Advertisements

Hice esta torta para un té de domingo familiar y no quedaron ni las migas. Es deliciosa. Originalmente del libro “Mis sabores preferidos” de Juliana López May, pero con algunas variantes.

Ingredientes:

Jugo de 3 mandarinas

2 T azúcar rubio

1 T aceite

3 huevos

1 cda polvo de hornear

2 T harina 0000

1 T harina integral

pizca de sal

Glaseado de limón: 1/2 T azúcar impalpable, gotas de jugo de limón (es a ojo)

Emulsionar el jugo de las mandarinas con el aceite. Colocar en un bol el azúcar, la mezcla del jugo y el aceite y los huevos, y batir a mano. Mezclar los secos aparte y unirlos con los líquidos.

Verter en molde de budín enmantecado y enharinado. Si tienen el molde de budín grande, les va a quedar perfecto, pero si tienen el chico -típico de budín inglés- les va a sobrar masa. Yo llené un molde chico hasta los 2/3 de la altura y complementé con moldes de muffins.

Cocinar en horno precalentado a 180ºC por 45 minutos (o menos, como siempre, depende del horno). 

Para hacer el glaseado, ir agregando y mezclando cada vez, gotitas de jugo de limón al azúcar impalpable. Una vez que la consistencia sea pesada, pero que se pueda verter, está listo. Se seca enseguida. Si es muy líquido, no queda tan blanco y chorrea más. 

P1060529

Ayer fui por segunda vez a cenar a “Bechamel”. Es una casa de comidas ubicada en Franzini esquina Sarmiento que tiene una propuesta de platos riquísima y variada. En su página de facebook dice que es un restaurante vegetariano y vegano, pero los más carnívoros deberían darle una oportunidad, porque no es exclusivamente así. También ofrecen carnes y pescados.

Ayer, antes de traer los platos, nos sirvieron una sopita casera de verdura en pocillos y un pan casero con paté de lentejas y perejil que estaba delicioso.

Sopa-Pan-Paté

En nuestra mesa hubo risotto de quinoa con vegetales, curry de verduras y un entrecot con verduras asadas. Todo estaba buenísimo. El risotto tenía zapallitos, berenjena, champignones y brócoli y venía acompañado de unos fideos de arroz fritos y una emulsión de zanahoria. El curry tenía las mismas verduras, semillas de sésamo y estaba acompañado de arroz blanco y una emulsión de remolacha. Advertencia: era bastante picante. Para nuestros paladaras, reconfortantemente picante, pero a quienes no les guste o les haga mal, tendrán que evitarlo.

 

Curry verduras

Risotto quinoa

Entrecot

Los precios de los platos rondaban los 300 pesos, pero las porciones son XL, para compartir o doggy bag. Los postres salen alrededor de 130 pesos y había crumble de manzana, panna cotta y panqueques de dulce de leche entre otros.

Otra cosa que adoré es que tienen jugos de frutas y verduras con superalimentos.

Además, tienen menú ejecutivo para el mediodía de 12 a 16 hs. Sale 290 pesos e incluye plato principal, postre y bebida.

De noche, abren de 20 a 00 horas y los martes están cerrados.

Mi sugerencia: el risotto de quinoa o el curry de vegetales. Además, si van con amigos y prefieren, hay opción de living.

BECHAMEL Casa de Comidas

Franzini 907 esquina Sarmiento

Tel.: 2716 3030