Estos muffins son riquísimos, pero -según mi marido- no muy dulces. Es verdad. Creo que estamos tan acostumbrados a comer cosas hiper dulces que cuando lo que probamos tiene menos azúcar, nos parece raro.

Efectivamente no son tan dulces como los muffins que colgué hace unos meses, pero son deliciosos y excelentes como opción para desayunar.

La receta es una versión de unos muffins de café de Heidi Swanson, una bloguera norteamericana. Su blog se llama “101 cookbooks” y comenzó escribiéndolo porque se dio cuenta que tenía más de 100 libros de cocina, pero cocinaba lo mismo una y otra vez. Así se decidió a dejar de comprar libros para empezar a hacer las recetas que ya tenía en su biblioteca y escribir sobre ellas, y sus resultados, en ese espacio.

Ahora ya tiene sus propios libros escritos. Su cocina es por sobre todas las cosas sana y natural. En el libro “Super Natural Cooking (2007)” (que es el que yo tengo) habla de cómo cambiar la despensa de los norteamericanos. Propone sustituir las harinas refinadas, aceites, azúcares, etc. por productos integrales, más nobles y saludables. Debido a su origen, acá no encontramos todas las opciones que propone, pero sí muchas (por suerte cada vez más) así que no es del todo imposible seguir sus consejos. Además de este libro, otros títulos de Swanson son “Super Natural Everyday (2011)” y “Cook: A Fresh Approach to the Vegetarian Kitchen (2004)”.

Los dejo con la receta de los muffins. Como les decía al principio, son levemente dulces e ideales para un rico desayuno. La masa es bastante líquida y quedan húmedos. Les recomiendo que los dejen enfriar bien antes de comer, o sea, háganlos con tiempo (al día siguiente son más sabrosos aún).

INGREDIENTES

2 T harina integral fina

2 cditas polvo para hornear

1/2 cdita sal

1 1/4 T nueces picadas

1 cda sopera panzona de cacao

100 g manteca

3/4 T azúcar rubio

2 huevos

2 cditas de vainilla

1 T yogur natural (yo uso el Claldy porque no tiene ni azúcar ni edulcorante)

puré de 3 bananas

Mezclar la harina, el polvo de hornear, la sal, las nueces y el cacao.

En otro bowl batir la manteca hasta que esté cremosa. Agregar el azúcar y luego los huevos de a uno.

Agregar la vainilla, el yogur y las bananas.

Incorporar los secos lentamente.

Verter la mezcla en moldes de muffins hasta los 3/4 de su altura.

Llevar a horno precalentado a 180ºC por 25 minutos. Es importante que tengan en cuenta que esta masa no solo tiene cacao sino que es de harina integral, por lo que será difícil que se den cuenta cuándo los muffins están dorados. Por las dudas luego de los primeros 20 minutos, pinchen uno de los muffins o vayan rigiéndose por el aroma.

Sacar del horno y enfriar sobre una rejilla hasta el momento de consumir. Los pueden guardar en tupper o lata hasta 3 o 4 días.

P1050492