En un intento fallido de hacer dulce de leche casero, obtuve una especie de leche condensada casera realmente muy rica. Por lo tanto, se me ocurrió hacer un arroz con leche condensada que quedó buenísimo.

Ingredientes:

150 g arroz carnaroli o arborio (el de risotto)

1 litro de leche

350 cc leche condensada

cáscara de una naranja

cáscara de un limón

rama de canela

Verter la leche, leche condensada, cáscaras y rama de canela en una olla. Calentar y verter el arroz (como verán en las imágenes, no tenía arroz carnaroli y usé otro, pero les va a quedar más cremoso con el de risotto).

Cuando esté listo el arroz, apaguen el fuego y déjenlo enfriar. Va a espesar más pero si ven que no les quedó lo suficientemente cremoso, luego de que esté frío, pueden agregarle yogur o queso crema.

Queda muy rico y con un perfume delicioso.