El pasado domingo aproveché una botellita de cerveza que había quedado de una reunión de amigos para hacer este riquísimo pan. Les sugiero lo coman con un jamoncito y por qué no una jarra de cerveza.

INGREDIENTES

1 kg harina

20 g leche en polvo

15 g sal fina

50 g azúcar

20 g miel

50 g manteca

550 cm3 cerveza

50 g levadura fresca

PROCEDIMIENTO

Formar una corona con la harina e incorporar la leche en polvo, la sal, el azúcar, la miel, la manteca y la levadura desgranada en el centro.

Verter de a poco la cerveza e ir incorporando con cuidado los ingredientes con la harina; de adentro hacia afuera.

Formar una masa suave y amasar intensamente.

Disponer la masa en un bowl con film y dejar reposar en un lugar cálido y sin corrientes de aire hasta que duplique su volumen.

Luego, poner la masa sobre la mesada, quitar un poco el aire y cortar en seis partes iguales.

Armar los panes estirándolos groseramente y envolviéndolos en sí mismos como cilindros.

Disponer sobre placa enmantecada y dejar leudar nuevamente.

Llevar a horno precalentado a 200ºC por 20-25 minutos.