Esta Semana Santa estuve un par de días en Buenos Aires. Para aquellos que planifican cruzar el charco, les recomiendo algunos lugares donde comer.

El martes al mediodía nos encontrábamos en Palermo Hollywood. Allí hay un montón de lugares tentadores para comer rico, pero una amiga nos había recomendado “Oui-Oui” y allí fue donde almorzamos.

“Oui-oui” se encuentra en Nicaragua esquina Dorrego, pero sobre Nicaragua y media cuadra más hacia Palermo Soho hay otra sucursal en caso que no encuentren lugar. La categoría bajo la cual se ubica, es “Almacén”. Básicamente tienen una oferta de panes, ensaladas, sandwiches, sopas y pastelería.

Mi marido pidió el menú del día, que era una hamburguesa de carne con papas al horno y ensalada de verdes, y una limonada, y valía $A 50 (más o menos $U 200). La hamburguesa era obviamente casera y venía con tomate, lechuga y queso. Bastante básica, pero muy rica. Yo pedí un sandwich vegetariano, que traía espinaca, queso brie, tomates secos y zapallito, también acompañado de papas al horno. Estaba muy rico y me gustó mucho la combinación de sabores, aunque le hubiera agregado más hojas de espinaca. También tomé la limonada que era es-pec-ta-cu-lar!

Un dato divertido de “Oui-oui” es que luego de las 19 horas, hay “saldos” de panadería, y podemos comprar cualquier pan, budín, etc, a mitad de precio.

Si tienen ganas de comer muuuuuy rico y sano, no pueden dejar de parar en una de las tres sucursales de Natural Deli. Se trata de un mercado completísimo que vende productos orgánicos donde también se puede desayunar, almorzar, merendar o cenar, ya que abre de la mañana hasta la noche y tiene una amplia variedad de ofertas sabrosas y originales en su menú, diseñado por el chef Pedro Lambertini (Elgourmet.com).

Mi marido y yo fuimos a las 6 de la tarde al de la calle Laprida y optamos por un jugo “carotenos” (zanahoria, manzana, naranja y jengibre) y un smoothie “reenergizador” (frutas rojas, banana y naranja). Además, pedimos un scon integral, un budín cítrico con nueces y un muffin de chocolate. Todo, todo, todo estaba increíblemente delicioso. Natural Deli es altamente recomendable y una muestra de que se puede comer riquísimo y sano.

Si quieren hacer el jugo “carotenos” en casa, necesitan 1 zanahoria, 1 manzana, 2 naranjas y una moneda de jengibre del espesor que les guste, ya que es bastante fuerte y la cantidad que pongan dependerá del paladar de cada uno.

Una obligación, si van a San Telmo, es ir a La Panadería de Pablo, del chef Pablo Massey (también de Elgourmet.com). Luego de atravesar la espectacular puerta de madera y vidrio, nos encontramos con un local amplio, de piso de madera, paredes blancas, pilares revocados con microcemente alisado y cielorraso técnico a la vista. La cocina está a la vista de los comensales quienes pueden elegir ubicarse en mesas con sillas de madera, o de 4 personas con sillones en cuero bordeaux y mesas de madera; o en mesas alargadas para compartir con butacas individuales igualmente tapizadas. También hay una opción para comer al exterior bajo una pérgola de madera.

La carta (disponible en la página) es muy variada y propone appetizers, ensaladas, pizzas, pastas, tortillas, arroces, carnes y pescados, y pastelería, además de bebidas, desayunos y meriendas.  En esta visita, pedimos la pizza y ensalada del día y estaban buenísimas. Antes que llegara la comida, llevaron un pan ciabatta y una rodaja de foccacia con romero exquisitos, acompañados con un pocillo de aceite de oliva, pimienta y sal.

La masa de la pizza estaba hecha como a mi me gusta, fina, pero no lo suficientemente como para ser crocante. Además se sentía claramente el sabor al aceite de oliva. La pizza del día venía con aceitunas negras, albahaca y jamón crudo crocante. Mi ensalada era de rúcula y espinaca, con peras asadas, queso azul y nueces tostadas: un manjar.

TIP: Si les gusta la cerveza, les recomiendo que vayan a BULLER a probar sus deliciosas cervezas caseras. Fuimos a la sucursal en Recoleta y probamos la “Honey Beer” y la “India Pale Ale”: Delis!