El día que le cociné estos ñoquis a unos amigos que vinieron a cenar a mi casa, no pude sacar fotos del procedimiento ni de los platos terminados, pero no quería dejar de compartir esta receta con ustedes en este 29 porque son riquísimos y muy fáciles.

Yema: 1 unidad
Calabaza: 1 kg
Sal y pimienta: a gusto
Manteca: 50 g
Harina: 1 ¼ Tazas

Hacer un puré de calabaza y agregarle los demás ingredientes. Mezclar hasta que quede homogéneo. Es una masa bastante líquida, por lo que, para hacer los ñoquis, debemos tomar la masa con cucharita y volcarla en agua hirviendo (no caliente, hirviendo). Están listos cuando suben como cualquier otro ñoqui.
Para la manteca de salvia, colocar dos cucharadas soperas de manteca con tres o cuatro hojitas de salvia. Luego que se derrita, colocar los ñoquis en la sartén para que tomen el sabor. Luego, servir y a disfrutar.