ÑOQUIS DE RICOTA Y ESPINACA

Ingredientes:
Nuez moscada: a gusto
Harina: 150 g
Huevos: 2 unidades
Sal y pimienta: a gusto
Ricota: 500 g
Espinaca blanqueada: 1 Taza
Queso rallado: 50 g

La espinaca blanqueada se logra poniendo la misma en agua hirviendo durante un minuto (el agua ya tiene que estar hirviendo) y luego llevándola a agua helada (con hielo). La intención es darle una rápida cocción y cortarla con el agua muy fría, para que mantenga sus propiedades y colores.

En un bowl colocar la ricota junto con los huevos, la espinaca, el queso rallado y la harina.

Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.


Luego formar bolitas (no muy grandes) y ponerlos en agua hirviendo. El agua tiene  que estar hirviendo, sino los ñoquis se nos van a deshacer. De todas maneras, no se asusten si al hecharlos en el agua se desprende un poquito de la masa, es absolutamente normal.

Cuando suban, estás listos.

Los ñoquis los pueden servir como quieran: con aceite de oliva y tomate fresco, con salsa de tomate, etc.